Las evidencias indican que misiles iraníes derribaron el avión ucraniano por error

0
62


Corresponsal en Moscú
Actualizado:

Guardar

Los datos recabados por la Inteligencia estadounidense refuerzan cada vez más la hipótesis de que misiles iraníes lanzados por error fueron la causa de la catástrofe aérea del miércoles cerca de Teherán, en la que perecieron 176 personas, frente a la tesis del fallo técnico que sostienen las autoridades de la república islámica. Un vídeo obtenido por «The New York Times», en el que supuestamente se aprecia el impacto de un proyectil sobre el aparato, abundaba anoche en esa posibilidad.

En esa línea, el Consejo de Seguridad y Defensa Nacional de Ucrania (SNBO), concluyó ayer que la causa pudo ser «un misil Tor de fabricación rusa, un ataque terrorista, la colisión con un aparato volador no tripulado o una explosión del motor por razones técnicas». Así lo aseguró el secretario del SNBO, Alexéi Danílov. Según Danílov, los expertos que ayer llegaron a Teherán para investigar las causas «se proponen buscar posibles restos de un misil ruso Tor», de los que Rusia suministra a Irán. Las televisiones ucranianas muestran desde el miércoles fragmentos del fuselaje de la aeronave en la zona con aparentes desperfectos provocados por metralla.

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, pidió que se permita a sus especialistas participar en el análisis de las cajas negras. «Esperamos que todos formen parte de la comisión y que participen en el descifrado de los registradores de vuelo», afirmó. Zelenski se propone telefonear en breve a su homólogo iraní, Hasán Rohani, para que facilite la investigación. En este sentido, el portavoz del Gobierno iraní, Ali Rabiei, invitó a todos los países con nacionales entre las víctimas y Boeing [fabricante norteamericano del avión] a enviar representantes a la investigación de la caja negra.

Trump: «Tengo sospechas»

Poco después, en Washington, el presidente Donald Trump dijo que tiene sus sospechas sobre los motivos reales por los que se estrelló el avión. «Puede que alguien cometiera un error en la otra parte», dijo en una breve conversación con periodistas. «Tengo mis sospechas», dijo Trump, quien añadió que «desde luego nosotros no tenemos nada que ver con ello». Trump, que recibe informes de inteligencia diarios en teoría clasificados, explicó lo que, según él, ocurrió: «El avión sobrevolaba un barrio bastante malo. Puede que alguien cometiera un error. Hay quien dice que fue un error mecánico. Yo, personalmente, no creo que sea así». Sí dijo que «en algún momento, tendrán que hacer público lo que hay en la caja negra. Deberían dárselo a Boeing», informa David Alandete. Según CNN, la teoría del misil «se sustenta en análisis de datos de satélites y radares de los que dispone de forma continuada el ejército y la Inteligencia de EE.UU.». Las últimas informaciones apuntaban que se trataría de dos proyectiles.

Canadá: «No intencionado»

También Justin Trudeau, primer ministro de Canadá -de donde son 63 de las víctimas-, apuntó a un derribo no intencionado por Irán, basándose en «varias fuentes de inteligencia». Sus palabras fueron respondidas por Irán, que le exigió que entregase las pruebas al comité de investigación.

Las imágenes obtenidas por «The New York Times» muestran cómo un proyectil supuestamente impactó en mitad de la noche en el avión ucraniano. El vídeo, que el diario neoyorquino asegura que está «verificado», muestra que tras una pequeña explosión, el aparato no estalla y sigue volando. Según otros vídeos, tras unos minutos y dar la vuelta para regresar al aeropuerto, el avión explotó y se estrelló.

Sin embargo, el informe preliminar de la Agencia de Aviación Civil de Irán sostiene que el aparato se incendió antes de estrellarse por un «fallo técnico». Señala que los pilotos no avisaron de la existencia de ningún problema y que intentaron regresar al aeropuerto.