El billete de $20 es el que más se usa y el de $2 empieza a circular en Ecuador

0
131


Quito –

En mayo el Banco Central del Ecuador (BCE) decidió importar el billete de $2 de la Reserva Federal y así completar la familia de los billetes de baja denominación que se utilizan en Ecuador. Se trajeron 1,6 millones de dólares en esta denominación (es decir, 800 000 billetes) y la idea es seguir importándolos, si la ciudadanía los demanda.

El BCE no importa billetes de $50 y $100.

Así lo comentó John Arroyo, subgerente de servicios del Banco Central, quien además explicó que el apetito mayor del sistema financiero es por los billetes de $20, le sigue el de $10 y finalmente el de $5.

Actualmente, el billete de $2 no está circulando de manera extendida y más bien quienes tienen uno de estos en sus manos los guardan como cábala o recuerdo.

Mientras, los billetes de $1 ya no se importan, y por ello hay muy pocos en circulación. Más bien se ha dado paso a la importación de monedas de ese mismo valor.

Y la razón para descontinuar la importación de ese billete es su vida útil. De acuerdo con Arroyo, el de $1 podría tener dos años de posible utilización, mientras que la moneda tiene 20 años de vida útil.

El Banco Central participó al principio de la dolarización en la acuñación de monedas de 50, 25, 10, 5 y 1 centavo, respaldadas con sus activos. Arroyo también recordó que en 2003 fue el último año en que el Central realizó acuñación de este tipo de monedas.

El monto total actual de estas monedas equivale a $80 millones. La ley permite al BCE realizar la acuñación. Señaló que la vida útil de las monedas es de 20 años, justo los años que el país lleva dolarizado, así que ya se encuentran monedas bastante deterioradas.

Arroyo no descarta que el BCE pudiera hacer una nueva acuñación de ser necesario.

Mientras tanto, cada año va creciendo la importación de billetes. De acuerdo con Arroyo, en el año 2019 se tuvieron que traer unos $2000 millones en billetes y monedas y se devolvieron unos $1600 millones, tanto los desgastados como los de alta denominación.

El proceso de importación le cuesta al país unos $8 millones anuales. Estos billetes duran de 3 a 5 años. Se trata de un tiempo menor al que tienen los billetes en otros países.

El problema en Ecuador es el maltrato y también el clima. En este sentido Arroyo recomendó cuidar los billetes, no doblarlos, ni rayarlos.

También considera que la ciudadanía debe tener muy en cuenta cuáles son las características de seguridad que tiene cada uno de ellos, para distinguirlos y no afectar sus economías con billetes falsos. Aclaró que el porcentaje de circulación de billetes falsos en muy pequeña, menor del 0,1 %. (I)