La constitución de empresas creció en últimos cinco años

0
107



Un informe de la Dirección Nacional de Investigación y Estudios de la Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros revela que en los últimos cinco años se incrementó la constitución de compañías en el país.

Según cifras del estudio, de 2014 a 2019, la formación de empresas creció en promedio un 2 %. Sin embargo, de 2018 a 2019 el incremento se ubicó en 9 %, al contabilizarse la constitución de 9684 compañías.

La Superintendencia de Compañías sostiene que ese aumento podría estar ligado a la simplificación de trámites y a la confianza en el sector empresarial que en los últimos tres años creció en promedio 7 % y que en el 2019 se ubicó en 9 %. Este indicador, explica la institución, mide la percepción del empresario “en cuanto a su actividad económica frente al entorno nacional e internacional”.

Según la entidad, 3998 empresas (41 %) se constituyeron bajo la modalidad electrónica en el 2019, lo que significó el cumplimiento de una meta. En el 2014, cuando se comenzó a implementar esta forma, apenas el 6 % de las nuevas compañías se crearon en línea. En el 2015 aumentó al 31 %.

Pablo Arosemena, presidente de la Cámara de Comercio de Guayaquil, sostiene que gran parte de los emprendimientos en el Ecuador surgen por necesidad y no por percepción de oportunidades. Y cita al Monitor de Emprendimiento Global que señala que “el 42 % de los emprendedores emprende por necesidad”.

Roberto Aspiazu, presidente del Comité Empresarial Ecuatoriano, dice que el estándar de emprendimiento en Ecuador es uno de los más altos de la región. “Lo que confirma que somos una población con ganas de salir adelante, con ideas de cómo desarrollar un negocio”.

El informe de la Superintendencia concluye, además, que el sector comercial, al por mayor y menor a nivel nacional, concentra en promedio el 20 % de compañías constituidas anualmente entre 2014 y 2019.

Otros sectores como el de actividades profesionales y de transporte concentraron el 13 % y 12 % de las nuevas compañías. Arosemena asegura que “el verdadero desafío es que estas empresas crezcan” y señala que algunos sectores de la economía están experimentando contracciones en sus ventas.

Sin embargo, refiere Arosemena, el sector comercial aún respira. Sostiene que hasta octubre del 2019, las ventas crecieron 0,4 %, pero muy por debajo del 10 % del año anterior.

Aspiazu concuerda en que el desafío del emprendedor es completar la fase de maduración del negocio, que es de tres a cinco años, y hacerlo rentable. “Tenemos algunos factores adversos, pero una de las fortalezas es la dolarización, el hecho de tener una moneda dura sin el riesgo que suponen las devaluaciones monetarias…”.

Sobre la simplificación de trámites como una de las razones del aumento de compañías, Arosemena señala que, según el Banco Mundial, poner en marcha una empresa en Ecuador toma 49 días laborales, mientras que el promedio latinoamericano es de solo 28.

“Lo que significa que los emprendedores deben estar cruzados de brazos dos meses (…) Necesitamos eliminar tramitología ineficiente que sofoca el comercio”, asegura. (I)

.