Gobernadores hacen de puentes de diálogo con sectores indígenas

0
103



Nueve días después de finalizada la paralización de octubre, el presidente Lenín Moreno convocó a una reunión a los gobernadores con dos objetivos: evaluar lo ocurrido en algunas provincias durante las movilizaciones y plantear estrategias de acercamiento a la ciudadanía para los próximos meses.

Al respecto, los informes que tenía la ministra de Gobierno, María Paula Romo, es que las gobernaciones de Napo, Tungurahua, Bolívar, Pastaza, Chimborazo y Morona Santiago fueron tomadas. Y que en las de Imbabura y Cañar hubo desmanes.

Además, el mismo 3 de octubre, el primer día de paro, dos gobernaciones cambiaron de titular, vía decretos ejecutivos. En Azuay se aceptó la renuncia de Oswaldo Larriva y se designó como gobernador a Xavier Martínez, y en Tungurahua se aceptó la renuncia de Juan Ignacio Gortaire y se designó a Gabriela Rodríguez. En noviembre y diciembre hubo cuatro cambios más en Napo, Manabí, Cotopaxi y Bolívar.

Los cambios no necesariamente responderían a lo ocurrido en octubre, pues de las gobernaciones tomadas o con desmanes, solamente en tres el gobernador fue reemplazado: Tungurahua, Napo y Bolívar.

“Esta fue una mañana importante para escuchar los reportes de cada gobernador y gobernadora, y también para conversar con ellos sobre qué es lo que viene luego, sobre cómo vamos a reconstruir también las relaciones con los sectores que durante este periodo fueron importantes en una alianza y en una defensa de la democracia”, dijo Romo el 22 de octubre.

Las reformas para fortalecer el trabajo de las gobernaciones no solo pasaron por las autoridades, el prefecto de Morona Santiago, Juan Bernardo León, en el cargo desde el 1 de julio de 2019, señala que se han implementado las Brigadas Ciudadanas Toda una Vida, buscan que los servicios institucionales estén disponibles en territorio para los ciudadanos, principalmente, en zonas rurales y urbano marginales.

Estas brigadas dan atención directa en salud: vacunación, entrega de medicinas, consultas con especialistas. Además, trámites con el Ministerio de Inclusión Económica y Social, el Ministerio de Agricultura y Ganadería, documentos del Registro Civil, entre otros.

“Se está haciendo un diálogo abierto con los diferentes sectores sociales, líderes indígenas, los gobiernos autónomos descentralizados provinciales, cantonales y parroquiales, con grupos organizados… dando a conocer la situación económica del país y, al mismo tiempo, la necesidad de mantener la unidad”, expresó León.

El Gobierno Central intenta acercarse a la ciudadanía a través de sus ministros y también de los gobernadores, aunque esto no es bien visto por la dirigencia indígena que en su momento amenazó al vicepresidente Otto Sonnenholzner por recorrer las comunidades. (I)