El régimen de Maduro impide el acceso de Guaidó al Parlamento venezolano

0
126


Caracas
Actualizado:

Guardar

El régimen de Nicolás Maduro lo volvió a hacer. Los accesos al Parlamento fueron bloqueados por funcionarios de la Policía Nacional y de la Guardia Nacional (GNB) y prohibió la entrada al presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, para dar inicio a la instalación de la nueva Junta Directiva en el último año de sesiones del periodo legislativo que termina en 2021. Guaidó buscará la reelección, y dar continuidad a su plan de acabar con el gobierno chavista. Alrededor de cuarenta medios de comunicación también les fue negada la entrada.

A pocos metros del Parlamento, Guaidó quedó retenido por un cordón de la Policía Nacional y aseguró que la sesión especial de este 5 de enero se realizará pese a los obstáculos. “Vamos a realizar la sesión en cualquier lugar, así sea aquí en la calle”, sentenció. El también presidente encargado de Venezuela dijo que todo el cuerpo legislativo está “haciendo esta labor para superar los ataques del régimen, han puesto mil puntos de seguridad pero no lograrán doblegar nuestra decisión”.

La prensa fue citada a las 8:30 de la mañana (hora local) para formalizar la acreditación, pero una sorpresiva lista del Ministerio de Información y Comunicación fue utilizada para prohibir el acceso de medios, tanto nacionales como internacionales, que no aparecían registrados. Más de 150 trabajadores de la prensa se encuentran en los alrededores del Poder Legislativo, en la espera de una señal para poder entrar y cubrir la sesión especial, que se espera comience poco antes del mediodía.

El diputado Edgar Zambrano dijo a los medios que este despliegue militar es inusual para un evento como el de hoy. En ese sentido, el también primer vicepresidente de la Asamblea Nacional aseguró que este bloqueo no impedirá la instalación de la nueva Junta Directiva. La misma reacción la también Stalin González, segundo vicepresidente de la actual Junta, quien dijo que “el miedo es libre y es lo que está pasando con el régimen. Creen que van a impedir lo que va a pasar. Creen que con el amedrentamiento van a cambiar la disposición de la mayoría del cuerpo legislativo”.

Funcionarios de la Guardia Nacional (GNB) se desplegaron a pocos metros de la sede legislativa, y con dos convoys bloquearon la entrada. Otros accesos también fueron acordonados por la Policía Nacional, que limitaron a vehículos y transeúntes el libre desplazamiento en varias manzanas. Trabajadores del Minci explicaron a ABC que la autorización a la prensa le corresponde al Mayor General de la GNB, Malaguera Hernández, el mismo funcionario que impidió a la prensa, durante más de un mes en 2019, la entrada al Parlamento.