Rusia califica de «corto de miras» a EE.UU. por el asesinato del general Soleimani

0
123


Corresonsal en Moscú
Actualizado:

Guardar

El Ministro de Exteriores ruso difundió hoy un comunicado condenando el asesinato del general iraní, Qasem Suleimaní. Según la Cancillería rusa, lo sucedido «es una acción aventurera que conducirá a un aumento de la tensión en toda la región». En la nota se expresa a las autoridades y al pueblo iraní «nuestras más sinceras condolencias».

Por su parte, el Ministerio de Defensa ruso subrayó en otro comunicado que «bajo el mando directo de Qasem Soleimaní, mucho antes de la creación por EE.UU. de la llamada Coalición Internacional, se organizó la resistencia militar internacional contra los grupos Estado Islámico y Al Qaida en Siria e Irak». El mismo ministerio califica de «corto de miras» el asesinato del general iraní, ya que, según su opinión, «se producirá un brusco empeoramiento de la situación político-militar en Oriente Próximo».

Para el presidente del Comité de Política Exterior del Senado ruso, Konstantín Kosachov, Washington «parece haberse vengado» de Irán matando a Soleimaní por el asalto a la Embajada estadounidense en Bagdad, escribía en su cuenta de Facebook. Según su opinión, apenas quedan ahora esperanzas de salvar el acuerdo nuclear. Kosachov cree que «Irán puede acelerar ahora la fabricación de armas nucleares incluso si no tenía intención de hacerlo».

Proceso de paz

Moscú ha dejado claro que Suleimani y los Guardianes de la Revolución han sido aliados de primera fila en Siria, en donde Rusia lleva desde 2015 interviniendo militarmente, «en la lucha contra el terrorismo». El Kremlin ha vinculado además a Teherán en el «proceso de paz» para Siria, en las reuniones celebradas hasta ahora en la capital de Kazajstán. Siria e Irán son los principales socios de Rusia en Oriente Próximo.

Pero el presidente ruso, Vladímir Putin, trata ahora de formar también un eje con los países europeos para contener a Estados Unidos. Putin mantuvo hoy una conversación telefónica con su homólogo francés, Emmanuel Macron, para comentar lo sucedido con Soleimaní y ambos se han mostrado «preocupados« por una posible escalada de tensión en la zona. Según el Elíseo, Macron ha abogado por salvar el acuerdo nuclear de 2015, del que Washington se salió en 2018, y ha instado a Teherán a respetar los compromisos adquiridos en el marco del pacto.

Pero la alianza en Siria de Rusia e Irán y el papel de garante que siempre ha jugado el Kremlin para sacar adelante el acuerdo nuclear no son los únicos nexos que aproximan a Moscú y Teherán. Rusia vende sofisticadas armas al país persa, instala reactores atómicos en la central de Busher y suministra combustible nuclear. Trata ahora también de suavizar el antagonismo entre Irán y Arabia Saudí.