Paola Pabón volvió a la Prefectura de Pichincha con un discurso preelectoral

0
110



Quito –

“Nos vamos a preparar compañeros, porque vamos a enfrentar la recuperación de la patria en las urnas, en las urnas, sin violencia… No hemos usurpado nada, el pueblo nos entregó un Gobierno, que luego nos fue arrebatado; el pueblo nos entregó una prefectura que buscaron arrebatarnos”.

Ese fue parte del discurso cargado de significados políticos que la prefecta de Pichincha, Paola Pabón, dio ayer a sus simpatizantes que la esperaron en la calle Arenas, para que ingrese al Gobierno Autónomo Descentralizado (GAD) de la Provincia de Pichincha.

Pabón volvía a ocupar el cargo de prefecta luego de 80 días de detención por la investigación por el delito de rebelión, en la que también son procesados penalmente los dirigentes de la Revolución Ciudadana, Virgilio Hernández y Christian G., y Pablo D., tras las protestas contra el régimen.

La madrugada del 25 de diciembre, a Pabón, Hernández y Christian G. la presidenta subrogante de la Corte Provincial de Justicia de Pichincha, Patlova Guerra, les revocó la orden de prisión preventiva y les ordenó la presentación periódica todos los lunes.

Pabón aseguró que regresaba a conducir a la provincia y “que se vuelva el faro frente a tanto caos e inconformidad que vive el país”. Habló de gente que ha perdido la libertad, “empleo, gente que ha dejado de asistir a las universidades, jóvenes que ya no tienen horizonte”.

Agradeció al Consejo de Gobierno de Pichincha, al viceprefecto Alexandro Tonello. “La lealtad vale oro”, decía.

La acompañaron en su recibimiento el asambleísta Franklin Samaniego; el exparlamentario Andino, Pedro de la Cruz; el exembajador de Ecuador en Bolivia, Ricardo Ulcuango, y otros integrantes del correísmo. Hernández también estuvo en su retorno a la Prefectura.

El analista político Simón Pachano cree que en las elecciones presidenciales del 2021 sí existirá una participación de lo que ahora se conoce como la Revolución Ciudadana, pues califica a ese movimiento como una “fuerza importante” dentro del panorama fragmentado que hay en el país.

Pachano sostiene que existe la posibilidad de que personajes conocidos del correísmo, sobre quienes pesan procesos judiciales, podrían estar impedidos de participar en las próximas elecciones. Aún así, dice, no le extrañaría que cualquier otra persona que participe a nombre de la RC tenga una votación “relativamente importante”.

Respecto a si en torno a la prefecta se podría construir un candidato para las próximas elecciones, el analista no sabe si ella es una figura de alcance nacional, pues más la ve como una candidata de ciertos sectores de la provincia de Pichincha. (I)