El petróleo sube de precio ante temor por un conflicto mayor tras la muerte de general iraní en Irak

0
114



Londres –

Los precios del petróleo se dispararon este viernes después de la muerte de un general iraní en Irak por un ataque estadounidense, ante el temor a un conflicto en Oriente Medio.

Un bombardeo de Estados Unidos mató el viernes al poderoso general iraní Qasem Soleimani y a un dirigente proiraní en el aeropuerto internacional de Bagdad.

El Pentágono confirmó que el presidente Donald Trump había dado la orden de “matar” a Soleimani después del ataque de manifestantes proiraníes a la embajada estadounidense en Bagdad, el martes.

A media mañana hora de Londres, el barril de Brent subía 4,5%, y el de WTI aumentaba 4,1%, dólares, ante el temor de los inversores a un conflicto en la región.

Hacia las 14h30 GMT, el WTI ganaba un 3,8%, hasta $63,50 dólares el barril, y el Brent un 3,8%, hasta 68,79 dólares.

“Temen que Irán tome represalias por el asesinato de Soleimani”, dijo a la AFP Thina Margrethe Saltvedt, una analista de Nordea Markets, y explicó que Teherán podría atacar “instalaciones petroleras o de infraestructuras de transporte”.

Irán pide venganza

El líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, pidió por su parte una “severa venganza” por la muerte de Soleimani.

Según Cailin Birch, una economista de The Economist Intelligence Unit, los mercados temen sobre todo “un conflicto más amplio”.

“La importancia deriva menos de la pérdida potencial de los suministros de petróleo iraní (…) que del riesgo de que se pueda desencadenar un conflicto más amplio que arrastre a Irak, Arabia Saudita y a otros”, dijo a la AFP.

“También existe un riesgo significativo de que Irán lance un ataque selectivo contra barcos estadounidenses en la región, lo que podría interrumpir los flujos de petróleo en el mar y hacer que los precios sigan aumentando”, añadió.

Los precios del petróleo se dispararon en septiembre tras los ataques contra dos instalaciones petroleras de Arabia Saudita que redujeron brevemente a la mitad su producción de crudo. (I)