Niños reciben educación inicial en casa con programa SAFPI

0
162



“Me gusta porque aprendo junto a mi hijo mientras paso tiempo con él. Es genial tener a una maestra en casa, además representa una ayuda económica muy importante”, dice Liliana Chica, residente de la cooperativa Floresta.

Chica es madre de Lex, que tiene tres años. Por una hora diaria, de lunes a jueves, recibe la asistencia personalizada de una maestra parvularia que le enseña a ella y su hijo actividades para desarrollar destrezas en motricidad fina y gruesa, conocimiento de colores, números, fonemas simples, coordinación, entre otras; que son parte de los contenidos contemplados en el currículo de Educación Inicial I y II.

Estas clases se realizan individualmente en las casas de niños de entre tres y cinco años, que no alcanzaron a conseguir cupo en centros de educación inicial I y II cercanos a su domicilio, factor que hacía que los padres optaran por no hacer que sus hijos recibieran educación inicial, según Jéssica Lizano, directora zonal de Educación Especializada e Inclusión.

Justamente en esto consiste el programa Safpi, que por sus siglas significa Servicio de Atención Familiar para la Primera Infancia, que se puso en marcha el año pasado, considerando el año lectivo 2018-2019, y que fue creado por el Ministerio de Educación a través de la Subsecretaría de Educación Especializada e Inclusiva; y la Dirección Nacional de Educación Inicial y Básica.

Según Lizano, el programa gratuito ha llegado a 16 000 niños a nivel nacional. Considerando a los inscritos del año pasado, que son alrededor de 4279, de la Zona 8, que abarca Guayaquil, Durán y Samborodón, el 40 % ya son parte del Sistema Educativo, es decir, que ya están aptos para ingresar a primero de básica, y el porcentaje restante representa a los niños que han pasado al nivel II y siguen en el programa.

“El programa fomenta la integración familiar porque involucra al padre en la realización de actividades con sus hijos. Así funciona, la maestra compromete a los padres a que participen al menos uno cada día”, añade Lizano.

El trabajo de los 164 maestros Safpi consiste en asistir a un mínimo de 30 niños, durante sesiones de una hora de lunes a jueves, de 08:00 a 15:00. Los viernes se hace refuerzo de lo aprendido a través de clases grupales en instalaciones de centros educativos públicos. (I)

>> CON LA COMUNIDAD

4279

NIÑOS

de Guayaquil, Durán y Samborondón participaron en el programa en el año lectivo 2018-2019.