Los conservadores llegan a un acuerdo histórico en Austria para formar Gobierno con Los Verdes

0
85


Berlín
Actualizado:

Guardar

Los conservadores del ÖVP, liderados por Sebastian Kurz, y Los Verdes que dirige Werner Kogler presentarán mañana un acuerdo de Gobierno que podría dar a Austria un Ejecutivo esta misma semana. El domingo pasado –y luego de tres meses de negociaciones–, Kurz y Kogler anunciaron que los flecos pendientes del pacto estarán resueltos hasta el primer día de la nueva década y que luego será (previsiblemente) aprobado en el congreso de los verdes, ya convocado para el sábado. Termina así el terremoto político que provocaron las sospechas de corrupción, las polémicas y los episodios xenófobos de los ultras del FPÖ en el Gobierno y que obligó a Kurz a renunciar a un año y medio de comenzar a dirigir el Ejecutivo en Viena.

Los conservadores ganaron las elecciones anticipadas del pasado 29 de septiembre sin mayoría suficiente –con el 37,5% de los votos– mientras los ecologistas rozaron el 14%: el que fuera el jefe de Gobierno más joven en la historia del país alpino –con apenas 31 años al ganar las elecciones en 2017–, regresa a la Cancillería de Viena coaligado con un partido ideológicamente muy alejado de sus anteriores socios. Con Kogler como Vicecanciller, se han ido filtrando a la prensa a cuentagotas nombres de posibles ministros. Ayer sin embargo se anunció la creación de un nuevo ministerio: el “de integración” lo anunció el propio Kurz en un twit y estará dirigido por Susanne Raab, la actual jefa del departamento homólogo del ministerio de Exteriores.

Todo indica que la climatóloga y líder en las negociaciones, Leonore Gewessler, capitaneará un ministerio clave para Los Verdes en el Ejecutivo que comienza esta semana: Medioambiente y cambio climático. Entre las especulaciones del día de ayer han aparecido nombres como el de la conservadora Klaudia Tanner como posible ministra de defensa y el actual secretario general del ÖVP Karl Nehammer estaría fijo como ministro de Interior. Otros candidatos no confirmados a ministerios son: el conservador Gernot Blümel para Finanzas y Margarete Schramböck (ÖVP) en Economía. Justicia y Cultura quedarían en manos de Los Verdes.

Los verdes austriacos entran así por primera vez a un Ejecutivo federal y ambos pisan terreno inexplorado. O no tanto: ya se han coaligado a nivel regional. Los temas más duros de negociar han sido el control migratorio (para los conservadores) y el cambio climático para los verdes.

Kurz rompió en mayo la coalición con la ultraderecha liderada por el xenófobo ex-vicecanciller Heinz-Christian Strache, luego que se publicara un video grabado en Ibiza en 2017 y destapado conjuntamente por los medios alemanes Der Spiegel y Süddeutsche Zeitung: el Ibizagate provocó un terremoto en la política austriaca cuyas réplicas podrían terminar este domingo.