Hallan un barco fantasma cerca de Japón con dos cabezas cercenadas en su interior

0
136


Madrid
Actualizado:

Guardar

Un nuevo misterio se cierne sobre Japón. O eso podría parecer tras saber que los restos de un bote de madera han sido hallados, de improviso y con los cadáveres de siete tripulantes en su interior, cerca de las cosas de la isla japonesa de Sado (al este del país).

La realidad, no obstante, es que no es la primera vez que sucede algo similar. De hecho, la aparición de bajeles abandonados en la zona se repite desde hace años y se corresponde, según ha desvelado en su página web la CNN, a las malas condiciones climatológicas del Mar de Japón.

Para ser más concretos, una buena parte de los buques siniestrados provienen de Corea. La mayoría se dirigen a las playas niponas pero, al carecer del equipo necesario para llevar a cabo su viaje a través de mar abierto, suelen ser víctimas de las tormentas.

El bote que hoy nos ocupa fue hallado en las playas de Sado el pasado viernes por un agente de la policía local. Después, y tras una búsqueda exhaustiva por parte de la Guardia Costera, las autoridades se toparon con dos cabezas cercenadas en el interior.

En navío cuenta con 7,6 metros de largo, 4,3 metros de ancho y 2 metros de altura y, según los medios locales, los cuerpos descubiertos estaban «parcialmente esqueletizados». Todo apunta (tanto por las marcas del casco como por su numeración) que proviene de Corea del Norte.