Al menos 30 muertos y 90 heridos por una explosión en Somalia

0
105


Madrid
Actualizado:

Guardar

Al menos 30 personas han muerto y otras 90 han resultado heridas por una potente explosión ocurrida este sábado frente a un puesto de control en el suroeste de la capital de Somalia, Mogadiscio, según han informado fuentes oficiales al servicio de información exterior de Estados Unidos, Voice of America.

La explosión ha ocurrido concretamente en un punto de control situado en una intersección empleada por los vehículos que llegan a la capital somalí desde la localidad de Afgoye, situada a unos 20 kilómetros al este de la urbe.

Se da la circunstancia de que en las inmediaciones de la explosión hay una oficina de Tráfico que visitan diariamente decenas de personas para pagar sus impuestos de circulación, de ahí el elevado número de fallecidos.

Aunque todavía no hay confirmación oficial de la naturaleza de la detonación, las fuentes de VOA apuntan que se trataría de un camión bomba y que la cifra de fallecidos podría dispararse en las próximas horas.

De hecho, el servicio de ambulancias de la capital somalí ha constatado al menos 61 fallecidos y 50 heridos, mientras que el diputado somalí Abdirizak Mohamed estima un total de 94 muertos -17 policías, 73 civiles somalíes y cuatro extranjeros-, según ha hecho saber en su cuenta de Twitter. Sin embargo, no hay verificación oficial de estas estimaciones.

El número actual de heridos ha sido estimado por el alcalde de la ciudad, Omar Muhamoud. La mayoría de ellos son civiles, muchos estudiantes.

La Policía somalí, que todavía no ha proporcionado más detalles del suceso, ha acordonado la zona para facilitar el paso de las ambulancias y la evacuación de las víctimas al cercano hospital de Medina.

De confirmarse que se trata de un atentado, se trataría de uno de los actos de violencia más sangrientos ocurridos en la capital somalí desde la gigantesca explosión de un camión bomba el 14 octubre de 2017 en una zona comercial de la capital, que dejó al menos 587 muertos y 316 heridos. El Gobierno de Somalia atribuyó al grupo terrorista Al Shabaab la responsabilidad del ataque.