El piso de los discursos de persecución judicial se debilita

0
123


Decisiones que incomodan, pero se procesan de modo diferente. La resolución de la jueza Patlova Guerra de liberar a la prefecta de Pichincha, Paola Pabón, para que se defienda en libertad de las investigaciones por rebelión, causó ayer las primeras reacciones desde el Ejecutivo.

La ministra de Gobierno, María Paula Romo, dijo que existe un sentimiento de preocupación, no tanto por la decisión de la jueza, pero sí de lo que puede suceder en el futuro con la justicia porque si se dejan en la impunidad las manifestaciones violentas de octubre pasado, hechos como este probablemente se repitan.


Paola Pabón

Paola Pabón: “Estuve presa 72 días por dos tweets”

Leer más

De todas formas, el Gobierno asegura que respeta y no interferirá en las decisiones judiciales. Romo asume que este tipo de ‘reveses’ son parte del proceso de la transición y reinstitucionalización que asegura está viviendo el país con la llegada de Lenín Moreno.

“A pesar de eso, creo que la buena noticia es que vivimos en un Estado de derecho, en donde podemos discutir las decisiones que toman los jueces, pero también podemos decir que esas decisiones se respetan, también los derechos humanos, pese al papel que a veces juega la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)”, dijo la ministra.

El de Pabón no es el único caso en el que la justicia ha favorecido al lado del correísmo. La propia Fiscalía, a inicios de este mes, emitió un dictamen abstentivo favorable a la exasambleísta Sofía Espín, quien era investigada por fraude procesal.

Esperemos que al final del día existan las sentencias que correspondan

María Paula Romo
​Ministra de Gobierno

El exsecretario jurídico de la Presidencia, Alexis Mera, también se benefició de una decisión judicial para cambiar la prisión por arresto domiciliario. Pese a que la Fiscalía reclamó por la actitud de los dos jueces que se pronunciaron a favor del cambio de la medida, la situación de Mera, uno de los funcionarios más cercanos al expresidente, Rafael Correa, no ha cambiado.

El correísmo ha asegurado que existe todo un aparataje montado desde el Gobierno para hacer que la justicia actúe en su contra. Sin embargo, estos últimos hechos dejan con poco piso esta acusación.

Grillete

La prefecta Paola Pabón se presentó ayer en el Consejo Provincial de Pichincha, portando el sistema electrónico de localización y retomó las actividades que fueron suspendidas hace 72 días. Su caso no es el primero en el país.

Antecedente

A mediados de 2018, los concejales de Quito Eddy Sánchez y Sergio Garnica fueron detenidos dentro de una investigación por asociación ilícita. Portando un grillete continuaron asistiendo al Municipio, Sánchez, incluso presidía una comisión en el organismo.

Falencias

En octubre del año pasado, el exsecretario de Comunicación, Fernando Alvarado, se despojó del dispositivo electrónico y lo abandonó en un terreno baldío poniendo en jaque a las autoridades y revelando la vulnerabilidad del aparato.