Los pasajeros logran detener un tranvía a toda máquina en Alemania tras desvanecerse el conductor

0
114


Madrid
Actualizado:

Guardar

El pánico se desató este domingo a bordo de un tranvía que circulaba a toda máquina en dirección de Bonn, en el oeste de Alemania, cuando el maquinista sufrió una emergencia médica y perdió el control del convoy.

El tren pasaba sin detenerse por las diferentes estaciones de su recorrido y los pasajeros, aterrorizados, llamaron a la Policía, sin que la palanca del freno de emergencia lograra parar el vehículo.

La dramática situación obligó a los propios viajeros a actuar para evitar lo que temían podía acabar en una catástrofe.

Dos hombres forzaron el acceso a la cabina del maquinista y, al entrar en el compartimento, comprobaron que este no respondía. Mientras, una mujer llamó a la compañía de transportes para que le diera instrucciones de cómo manejar la situación, hasta que los heroicos pasajeros lograron detener el tranvía.

«Hicieron exactamente lo correcto en una situación peligrosa y probablemente salvaron vidas», ha destacado el alcalde de la antigua capital de la República Federal Alemana, Ashok Sridharan, al periódico local « General Anzeiger».

Por qué falló el sistema de emergencia

El operador de transporte SWB se defiende, mientras la Fiscalía investiga el incidente. Según la compañía, el freno de emergencia no detiene el vehículo de forma inmediata, sino que alerta al maquinista, que a su vez puede entonces comunicarse con los pasajeros y detener el tren.

Los sistemas diseñados para enviar alertas si el conductor pierde la conciencia parecen haber fallado, indica la BBC.

El maquinista se recupera ahora en un hospital, mientras los hombres que lograron detener el tranvía sufrieron heridas leves.