El juicio político a Diana Atamaint, presidenta del CNE, abrirá el telón de la Asamblea en 2020

0
126



Quito –

Al hacer un balance de su gestión, a diciembre del 2019, el presidente de la Asamblea Nacional, César Litardo (AP), lo califica de positivo y anuncia que el juicio político contra la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Diana Atamaint, será el telón de fondo con el que arrancará el 2020.

¿Cómo evalúa la gestión de la Asamblea este 2019?

Bastante positiva, se aprobaron once proyectos de ley en siete meses.

De las once leyes, ¿cuál fue el mayor aporte legislativo?

Para mí, las reformas al Código de la Democracia.

¿Por qué?

Es una reforma integral que transparentará el uso de recursos de las campañas, garantiza la participación de mujeres y los jóvenes, se ajusta del método electoral y se fortalece la justicia electoral. Se cambiaron más de 180 artículos.

¿Usted cree que en los proyectos económicos urgentes faltó diálogo?

Sí, en el primer proyecto hubo un mal procesamiento, una ley muy extensa con varios temas que complicó el debate, y generó muchos roces internos; pero al final el Ejecutivo entendió.

Pero también les faltó un voto para aprobar la proforma presupuestaria

Me parece que fue un error político que algunos asambleístas no hayan aprobado la proforma.

¿Por qué?

Porque en el presupuesto, según la Constitución, la Asamblea solo puede observar; entonces, considero que no hubo un cálculo político correcto, porque pasará el documento tal cual vino del Ejecutivo, sin observaciones.

A usted le tocó enfrentar, en octubre, un momento duro para la democracia, y surgieron las críticas.

Fue uno de los momentos más complejos del país; y el tiempo nos dio la razón; había críticas a la posibilidad de sesionar o no; pero a la final la Asamblea fue garante de la democracia; en otras épocas esto habría detonado en que se tome otra decisión.

¿Usted superó las tentaciones del poder?

Nunca las tuve.

¿Nunca le vinieron a proponer que asuma la presidencia interina?

Nunca, nunca lo pensé tampoco.

¿En fiscalización, la Asamblea abrirá el telón del 2020 con el juicio a la presidenta del CNE?

Está calificado el juicio y se procesará desde la primera semana de enero; es un proceso que nos llevará a verificar si hay elementos suficientes para censurarla.

¿Usted también firmó la solicitud de juicio?

Sí, lo firmé y tengo una razón adicional porque la provincia de Los Ríos, de donde soy oriundo, fue una de las más perjudicadas en las últimas elecciones, porque más de 78 días sin la entrega de credenciales a las autoridades; y en el juicio seré uno de los comparecientes.

¿Pero usted no pidió nunca información de lo que pasó en su provincia?

Sí, lo hice en varias ocasiones, pero el espacio más adecuado es el juicio, para tener información más directa.

¿No tuvo respuestas desde el CNE?

Las respuestas siempre fueron una suerte de excusas en torno a lo que corresponde al CNE y TCE; pero al final la evidencia está, son 78 días sin credenciales, y eso tiene una responsabilidad.

¿Una responsabilidad que recae en la presidenta o el cuerpo colegiado?

Para mí, es una responsabilidad de la institución. En este caso hay un tema puntual sobre la presidenta del CNE, pero ella tiene la obligación de responder por lo que pasó.

¿Usted cree que el actual Consejo Nacional Electoral garantizará un proceso transparente en el 2021?

Es un tema que no puedo responder, porque el CNE tiene su independencia, pero sí puedo decir que desde la Asamblea aprobamos herramientas que permitirán al CNE ser mucho más eficiente en el control de las campañas, la obligatoriedad del uso de tecnologías en tiempo real para transmisión de resultados, y claridad en los plazos.

¿Hay razones suficientes para llevar a Atamaint a juicio político?

Hay las firmas, ya veremos en la etapa de sustentación del juicio si hay pruebas y evidencias suficientes.

El 2020 será un año preelectoral, algunos legisladores irán a la reelección, ¿usted aspira a la reelección?

Lo que aspiro es a hacer una buena presidencia; consolidando eso, ya veremos qué opciones hay en el 2021.

¿Qué es lo más urgente para el 2020?

Mantener el nivel de consensos y diálogos, sobre todo por ser un año preelectoral, en el que la forma de actuar de los grupos políticos será en función de las próximas elecciones. En legislación, temas como el Código de la Salud, Ley de Emprendimiento y las reformas laborales, así como la Ley de Pesca.

¿Qué pasará con los asambleístas que están en la Embajada de México?

Es un tema que sale del alcance de la Asamblea, ellos han hecho una acción administrativa ante la embajada, y nosotros lo que hemos hecho es garantizar que no cobren sueldo sin trabajar. (I)