Macron gana la batalla táctica de dividir a los sindicatos

0
125


Corresponsal en París
Actualizado:

Guardar

Emmanuel Macron ha conseguido una primera batalla táctica: dividir a los sindicatos sobre el futuro de su plan de reforma del sistema nacional de pensiones, «diluyendo» provisionalmente la crisis y evitando una «explosión» de descontentos, coincidiendo con la Navidad.

Tras las primeras rondas de negociaciones de Édouard Philippe, primer ministro, con la totalidad de los sindicatos y el Mouvement des entreprises de France (MEDEF, Movimiento de las empresas de Francia, la patronal), se confirma una división de opiniones que rompe provisionalmente el frente sindical.

La Confédération générale du travail (CGT, Confederación general del Trabajo, de origen comunista), sigue rechazando la gran reforma de Macron y pide «más movilización» durante la Navidad.

La Confédération française démocratique du travail (CFDT, Confederación francesa democrática del trabajo, de evolución socialista) dice que no hay acuerdo, pero… se guarda muy mucho de «echar aceite» al fuego del incendio social.

La Union nationale des syndicats autonomes (UNSA, Unión Nacional de Sindicatos Autónomos, independiente), ha pedido una «pausa» en la movilización, reconociendo que encuentra puntos «positivos», tras la negociación. Su voto permitirá romper la huelga en trenes y transportes públicos.

La Confédération française des travailleurs chrétiens (CFTC, Confederación francesa de trabajadores cristianos, mayoritaria entre los cuadros), estima que hay muchos elementos positivos, a «matizar» en el proyecto de reforma del sistema nacional de pensiones.

Ese arco iris de sensibilidades es una victoria parcial y transitoria para Emmanuel Macron: ha dividido al frente sindical; trenes, metros y autobuses podrán funcionar durante las Navidades, con problemas, sin duda, pero ofreciendo servicios públicos relativamente «normalizados».

La Société nationale des chemins de fer français (SNCF, Sociedad nacional de ferrocarriles, equivalente a la RENFE española) promete servicios relativamente normales durante las Navidades. Los sindicatos que anunciaban el «bloqueo» navideño han fracaso en su intento.

La Régie autonome des transports parisiens (RATP, Ente público que controla el metro y los autobuses públicos) confirma que podrá ofrecer servicios con «problemas» a geometría variable, pero «globalmente normalizados».

Emmanuel Macron no ha ganado la «guerra» de la gran reforma del sistema nacional de pensiones. Los sindicatos más duros anuncian nuevas jornadas de huelgas y manifestaciones a primeros de 2020. Pero… la división sindical comienza a ser una realidad, tras la victoria táctica del presidente, cuyo gobierno seguirá negociando con los sindicatos que lo desean, matizando una histórica reforma del sistema nacional de pensiones.

La «guerra» sigue. Pero Macron ha ganado algunos puntos. Continuará. Queda por redactar el futuro proyecto de Ley.