El Brexit y el sistema de salud, prioridades en la agenda de Johnson anunciadas en el discurso de la Reina

0
127


Londres
Actualizado:

Guardar

Tras la aplastante victoria electoral de Johnson la semana pasada en las urnas, la Reina Isabel II, de 93 años está presentando ahora mismo su segundo discurso en menos de dos meses, en el que está anunciando la agenda del nuevo Gobierno para los próximos años.

Más de 30 proyectos de ley constituyen la base del discurso, que abre la nueva sesión legislativa, que marca como absoluta prioridad la salida de Reino Unido de la Unión Europea el próximo 31 de enero. Pero también como un punto relevante está el proyecto de ley de financiación del sistema nacional de salud, el NHS, que que suponen un aumento de 33.900 millones de libras esterlinas (39.900 millones de euros) para el período 2023-2024. Según el texto, además, «se tomarán medidas para apoyar y hacer crecer la fuerza laboral del Servicio Nacional de Salud y una nueva visa asegurará que médicos, enfermeras y profesionales de la salud calificados tengan una entrada rápida al Reino Unido». Con este punto, el nuevo Gobierno conservador quiere acallar a quienes sugieren que un nueva forma de controlar la inmigración pondría en riesgo la contratación de personal cualificado en los hospitales y otros servicios indispensables. Así, prometen «un sistema de inmigración moderno, justo y basado en puntos que dará la bienvenida a trabajadores calificados de todo el mundo para contribuir a la economía, las comunidades y los servicios públicos del Reino Unido». En este nuevo sistema, los ciudadanos de la UE estarán «sujetos a los mismos controles de inmigración que los ciudadanos que no pertenecen a la UE», poniendo fin a la libre circulación.

El programa del primer ministro leído por la Reina es prácticamente igual al del pasado octubre, aunque con algunos cambios contenidos en el programa electoral conservador. Otras leyes incluyen sentencias más largas para los delincuentes peligrosos, sobre todo los terroristas. Así, el proyecto de ley contra el terrorismo a raíz del ataque del Puente de Londres el pasado 29 de noviembre y que fue perpetrado por un condenado que disfrutaba de libertad condicional, impondría un mínimo de 14 años de cárcel y elimina la opción de la puesta en libertad anticipada.

La mayoría absoluta obtenida por Johnson en las urnas acaba por fin con un largo período con el parlamento fragmentado y le da por fin vía libre a Johnson para poner en marcha sus promesas electorales.

El evento, tradicionalmente lleno de pompa y tradición, fue más sencillo esta vez. Por ejemplo, la Reina fue trasladada en coche desde el palacio de Buckingham hasta Westminster y no en carruaje de caballos como dicta la tradición.