La Fiscalía de Bolivia emite una orden de detención internacional contra Evo Morales

0
103


La Paz
Actualizado:

Guardar

La Fiscalía de Bolivia ha emitido este miércoles una orden de detención del expresidente Evo Morales, a quien el Gobierno interino de Jeanine Áñez ha acusado de supuestos delitos de sedición y terrorismo. Morales se encuentra actualmente en Argentina, donde ha pedido asilo.

El ministro interino de Gobierno (Interior), Arturo Murillo, compartió en Twitter una fotografía del documento en el que se ordena aprehender y trasladarlo ante la Fiscalía Especializada Anticorrupción para «prestar su declaración informativa», acompañada del texto «Sr. @evoespueblo para su conocimiento».

El Gobierno interino de Bolivia presentó en noviembre pasado contra él una denuncia en la Fiscalía en La Paz por delitos como terrorismo, al acusarle de incitar a la violencia contra el Ejecutivo provisional de Áñez desde su asilo en México.

La denuncia se sustenta en pruebas como un vídeo en que se escucha una voz atribuida a Morales, cuya autenticidad no ha sido demostrada por fuentes independientes, según recoge Efe.

La voz, por teléfono supuestamente desde México, incita a un dirigente cocalero en Bolivia, contra quien también hay una orden de aprehensión, a mantener bloqueadas las ciudades para impedir el ingreso de alimentos.

Dimisión tras el fraude electoral

Evo Morales se encuentra en Argentina desde la semana pasada procedente de México, a donde llegó como asilado tras salir del Bolivia el pasado 11 de noviembre.

Morales dimitió el pasado 10 de noviembre denunciando un golpe de Estado para derrocarlo, tras publicarse esa misma jornada un informe previo de la Organización de Estados Americanos (OEA) que advertía «graves irregulares» en las elecciones del 20 de octubre en las que fue declarado vencedor para un cuarto mandato consecutivo.

El informe final de la OEA estableció una «manipulación dolosa» en las elecciones, ahora anuladas por una ley de urgencia que prevé nuevos comicios a comienzos de 2020, aún sin fecha.

Morales, que ha pedido ser acogido como refugiado en Argentina, aseguró el martes en una rueda de prensa en ese país que fue víctima de un «golpe de Estado» y que no teme ser detenido.