Hay 174 empresas de envíos en los registros de la Agencia de Regulación y Control Postal

0
121



Quito –

En la época navideña, así como en otras fechas en que las personas quieren traer o enviar presentes a sus seres queridos, o quieren aprovechar ofertas y realizar compras en general, es importante conocer los derechos del cliente.

¿Qué pasa si un paquete no me llega a tiempo? ¿Qué cosas puedo traer y cuáles están prohibidas? ¿Puedo recuperar un bien si el operador postal lo pierde? ¿Qué operadores postales son confiables y cuáles no?

Son preguntas que asaltan al usuario cuando debe hacer alguna de estas operaciones.

Javier Fernando Gómez, director ejecutivo de la Agencia de Regulación y Control Postal, dice que en el Ecuador no hay mucho conocimiento de los derechos del cliente.

Solo en 2018 hubo 79,4 millones de envíos (salidas y llegadas) , de los cuales 23,6 millones fueron paquetes. De esos, 1,16 millones vinieron del exterior y la gran mayoría (934 526) fueron por comercio electrónico. Para 2019, la previsión es que los envíos totales bajarán a 65 millones; sin embargo, paquetería internacional subirá a 1,21 millones y comercio electrónico con 971 104.

Un primer consejo que da Gómez al cliente es asegurarse de que los operadores sean formales. La Agencia ha hecho un mapeo de los 174 que existen en el país, entre empresas de courier, cooperativas de transporte de pasajeros y pesado, y otros.

Explica que en época navideña muchas personas se ofrecen a traer o llevar paquetes por una tarifa, pero los usuarios se exponen a que en Aduana se los quiten. Si esto sucede no hay a quien reclamar, pues no son operadores controlados.

“Recientemente una persona a través de página web ofreció el servicio, pero le retuvieron los paquetes en Aduana. Muchas personas nos vinieron a reclamar, pero no podíamos ayudarlos pues no era legalizado. La persona cerró su página y sus clientes quedaron sin opción a indemnización”, dice.

Una vez que las personas confirman que se trata de un operador legal, también deben conocer la legislación que los ampara. Si su paquete llega en un tiempo mayor a lo ofrecido, el cliente tiene el derecho a que se le devuelva el valor del flete. También puede contratar un seguro y, con ello, puede reclamar el valor total del bien.

Además, si el cliente ha pedido o le han enviado productos prohibidos por la legislación ecuatoriana, no le llegarán.

Edith Villavicencio, presidenta de la Asociación Ecuatoriana de Empresas de Mensajería Expresa y Courier (Asemec) y gerenta de DHL en Ecuador, confirma que en estos días se incrementa la llegada de juguetes, ropa, tecnología…

Entre las recomendaciones que hace la ejecutiva está no dejar los pedidos para último momento, pues a partir del 18 de diciembre suele haber una gran congestión en la Aduana.

Ella comenta que la resolución del Comex que impuso una tasa de $42 (julio 2014) para los residentes en el exterior con un límite de 5 importaciones al año en paquetes que equivalgan a $1200, afecta a las compras por internet.

La gente sigue comprando, dice Villavicencio, pero busca vías informales, por lo que no tienen garantía del servicio.

Explica, además, que la misma normativa permite a un ecuatoriano residente en el exterior enviar 12 paquetes al año por un monto de $2400 y no pagar la tasa. (I)