Bienvenidos al futuro: Revolución verde renovada

0
85


Víctor Hugo decía que la revolución se vuelve un derecho cuando la dictadura es un hecho. Luego que la COP25 cerrara con la sentencia “tiempo de actuar” y exigiendo más “ambición climática para el 2020”, está claro que es la gente –usted– quien lidera un estilo de vida más verde. No los gobiernos ni las empresas.

Recordarán que cité la transparencia de contenidos y la responsabilidad mediática compartida en el artículo anterior. Esta es la segunda tendencia para el próximo año.

2. Responsabilidad ambiental

Hubo una época cuando las empresas escogían ser o no ser sostenibles y sustentables. Hubo un tiempo cuando la responsabilidad ambiental era cuestión de estatus para los consumidores. Tesla lanzando su Roadster –un auto deportivo eléctrico– a $100 000 en el 2008. Adidas y Parley unidos para hacer sneakers de plástico reciclado del océano; solo hicieron 50 pares el 2016.

Ahora vivimos una nueva Revolución verde.

¿Qué dispara esta revolución? Nuevas alternativas de productos sostenibles, accesibles, asequibles, locales y tan buenos (o mejores) que la vieja opción. Como el Tesla Modelo 3, el tercer auto más vendido en Reino Unido en 2019; o los 11 millones de pares de zapatos Adidas-Parley vendidos este año. O los 7000 locales de Burger King en EE. UU. que venden la Imposible Burger.

Los productos verdes ya son mainstream. La presión social se intensifica, a 10 años del 2030. Las historias de Greta se vuelven virales.

El estilo de vida ecoconsciente es más común en Ecuador. El consumo eco se vuelve más fácil y asequible.

¿Dónde nos lleva esto? El 2020 veremos consumidores –eso lo incluye a usted– buscando comprar más orgánico, local, ecoconsciente, reciclado, carbono neutral, sostenible.

Como dije, la Revolución de la Transparencia hará que el greenwashing de algunas marcas sea despreciado.

Veremos consumidores buscando marcas que se diferencien porque dan “detalles (de su fabricación” y son “auténticas”, dice la revista Entreprenour.

Veremos cambios en las políticas de precios, reconociendo al consumidor un premio por escoger productos o servicios ecoconscientes. Por ejemplo, en Finlandia se construye un hotel para ecoturismo de lujo –Artic Blue Resort–, que considerará los impactos al planeta del consumidor a la hora de cobrarle las estadías.

Veremos más exigencias para lograr el #cerodesperdicio en alimentos.

Veremos al modelo de business al usual recibir sentencias condenatorias. Y para corporaciones, medios o gobiernos, indolentes, desinteresados o en negación, esta Revolución Verde renovada será fulminante. Porque viene de la mano de homos más humanos. Pero esto lo veremos en la siguiente entrega. (O)