El IVA que desde el 2020 pagarán los servicios digitales en Ecuador se cobraría a través de las tarjetas de crédito

0
280


Una gran cantidad de servicios digitales importados que se ofrecen en el país serán gravados con el Impuesto al Valor Agregado (IVA) del 12 % a partir del 2020. El impuesto a estos servicios se cobraría a través de las tarjetas de crédito o débito con las cuales se los pague.

La actual Ley Orgánica de Régimen Tributario Interno, respecto al Impuesto al Valor Agregado sobre los servicios, señala en su artículo 56: “El impuesto al valor agregado IVA grava a todos los servicios, entendiéndose como tales a los prestados por el Estado, entes públicos, sociedades, o personas naturales sin relación laboral, a favor de un tercero, sin importar que en la misma predomine el factor material o intelectual, a cambio de una tasa, un precio pagadero en dinero, especie, otros servicios o cualquier otra contraprestación”.

Según la última reforma tributaria, incluida en la Ley de Simplificación y Progresividad Tributaria, aprobada el lunes pasado por la Asamblea Nacional, se deberá agregar al final del primer inciso de ese artículo 56 el siguiente párrafo: “También se encuentran gravados con este impuesto los servicios digitales conforme se definan en el reglamento a esta ley”.

Aunque algunos legisladores, durante los dos últimos debates en la Asamblea, mencionaron que entre los servicios digitales que gravarían con IVA estarían Netflix, Spotify, Uber o Cabify; sin embargo, en Ecuador se utilizan decenas de aplicaciones o plataformas digitales, cada una con un diferente número de clientes, muchas de las cuales podrían gravar con el 12 % del Impuesto al Valor Agregado.

¿Qué dice la reforma tributaria al respecto?

El actual artículo 61 de la Ley Orgánica de Régimen Tributario Interno, respecto al hecho generador, señala que “el hecho generador del IVA se verificará en los siguientes momentos:… “. En la reforma se aprobó la inclusión del numeral 7 que dice: “En la importación de servicios digitales, el hecho generador se verificará en el momento del pago por parte del residente o un establecimiento permanente de un no residente en el Ecuador, a favor del sujeto no residente prestador de los servicios digitales.

“El impuesto se causará siempre que la utilización o consumo del servicio se efectúe por un residente o por un establecimiento permanente de un no residente ubicado en el Ecuador, condición que se verificará únicamente con el pago por parte del residente o del establecimiento permanente de un no residente en el Ecuador, a favor del sujeto no residente prestador del servicio digital.

“En el reglamento a esta ley se establecerán las condiciones y términos a los que se refiere este numeral”.

Esto significa que se pagará el IVA del 12 % cuando se contraten y paguen servicios digitales de plataformas internacionales, cuyas oficinas o residencia del prestador del servicio no se encuentre en territorio ecuatoriano; por ello en la última reforma tributaria se especifica claramente que se refiere solo a la importación de servicios digitales, ya que de brindarse actualmente en el país algún servicio digital cuyo proveedor tenga oficinas en el Ecuador, como por ejemplo la televisión por satélite, este servicio no solo que ya graba con el IVA del 12 %, sino además con un ICE del 15 %.

La forma de verificar la contratación de estos servicios digitales importados será, según la reforma tributaria, únicamente con el pago hacia el exterior de estos servicios, los que normalmente se pagan con tarjeta de crédito o débito, como es el caso de Netflix, según lo indican sus regulaciones de cobro mensual para Ecuador.

Captura de pantalla de la página web de Netflix, que incluye información sobre la forma de pago de este servicio digital en Ecuador.

Sin embargo, esa empresa en su página web aclara que: “Netflix solamente cobra el cargo de suscripción mensual, que puede incluir los impuestos locales correspondientes. Algunas instituciones financieras agregan cargos de transacción adicionales a las transacciones internacionales. Estos cargos son aplicados por el banco. Por lo tanto, si tienes alguna pregunta, comunícate con tu institución financiera”. Los cargos que allí se refiere Netflix son impuestos como el ya existente en Ecuador respecto a la salida de divisas (ISD), o incluso al IVA del 12 % aplicable desde el próximo año.

Por ejemplo, el servicio de Netflix en Argentina se grava con un 21 % de IVA y según las regulaciones de cobro de la empresa en ese país se señala que: “Se aplica un impuesto al valor agregado (IVA) del 21 % a los servicios digitales en Argentina. Según el procesador, es posible que este cargo aparezca en el resumen de la tarjeta de crédito como una transacción independiente o combinado con tu cargo de Netflix”.

Continuando con la revisión de la última reforma tributaria, aprobada por la Asamblea Nacional, se agrega el numeral 8 al artículo 61 de la Ley Orgánica de Régimen Tributario Interno con el siguiente texto: “En los pagos por servicios digitales que correspondan a servicios de entrega y envío de bienes muebles de naturaleza corporal, el Impuesto al Valor Agregado se aplicará sobre la comisión pagada adicional al valor del bien enviado por las personas residentes o del establecimiento permanente de un no residente en el Ecuador, a favor de los sujetos no residentes. En el reglamento se establecerán las condiciones y términos a los que se refiere este numeral”.

Esto significa que la comisión o costo que actualmente cobran algunas empresas internacionales por el servicio de entrega a domicilio dentro del país (de alimentos, bienes, etc.) también gravaría con un IVA del 12 %, siempre que estos (alimentos, bienes, etc.) sean solicitados a través de plataformas internacionales no domiciliadas en el Ecuador.

El artículo 63 de la actual Ley Orgánica de Régimen Tributario Interno, respecto a los sujetos pasivos, señala que. “Son sujetos pasivos del IVA:

a) En calidad de contribuyentes:

Quienes realicen importaciones gravadas con una tarifa, ya sea por cuenta propia o ajena.

1) En calidad de agentes de percepción:

  1. Las personas naturales y las sociedades que habitualmente efectúen transferencias de bienes gravados con una tarifa;
  2. Las personas naturales y las sociedades que habitualmente presten servicios gravados con una tarifa.

Y con la reforma se debe incluir el numeral 3 con el siguiente texto: “Los no residentes en el Ecuador que presten servicios digitales conforme se definan en el reglamento a esta ley, siempre y cuando se registren en la forma establecida por el Servicio de Rentas Internas”.

En el ámbito tributario, un sujeto pasivo es toda persona que tiene la obligación de pagar por algún bien o servicio, determinado tipo de impuesto, como por ejemplo el IVA; mientras que un agente de percepción es la persona natural o jurídica (empresa) que presta un servicio o vende un bien gravado con IVA.

Por lo tanto, esta reforma quiere decir que pasarán también a ser agentes de percepción (o sea a cobrar obligatoriamente el IVA del 12 %) las personas o empresas que presten servicios digitales desde el extranjero a cualquier habitante en el Ecuador.

En el mismo artículo 63 de la actual Ley Orgánica de Régimen Tributario Interno se deberá agregar en el literal b), según la última reforma, el numeral 8 que dice, respecto a los agentes de retención, lo siguiente: “Las empresas emisoras de tarjetas de crédito en los pagos efectuados en la adquisición de servicios digitales, cuando el prestador del servicio no se encuentre registrado, y otros establecidos por el Servicio de Rentas Internas mediante resolución”.

Esto significa que si por ejemplo una empresa que provee un servicio digital internacional en el Ecuador no está registrada en el SRI y por lo tanto no puede emitir factura ecuatoriana, ni cobrar el 12 % del IVA por su servicio, la empresa o banco emisor de la tarjeta de crédito o débito con la cual se pagó ese servicio digital deberá cobrar ese IVA del 12 % al tarjetahabiente y trasladarlo en fechas determinadas al SRI, a nombre del contratante del servicio digital importado. Esto deberá constar en un reglamento que para este caso tendrá que elaborar el SRI.

Aquello es algo similar a lo que sucedía con el cobro del Impuesto a la Salida de Divisas (ISD), cuando una persona realizaba compras con su tarjeta en algún local comercial extranjero, sin importar el monto de lo adquirido, y el banco emisor de la tarjeta le cargaba un 5 % adicional al valor de la compra, impuesto que luego lo trasladaba al SRI. Actualmente el ISD del 5 % se lo sigue cobrando, pero por consumos anuales en el exterior con tarjeta que superen los $5000. (I)