EE.UU. sanciona a Rafael Ortega, hijo del presidente de Nicaragua, por presunto lavado de dinero

0
98


Corresponsal en Ciudad de México
Actualizado:

Guardar

Estados Unidos impuso sanciones el jueves a Rafael Ortega Murillo, hijo del presidente nicaragüense Daniel Ortega, y a dos compañías que están bajo su control por su supuesta participación en operaciones de lavado para apoyar al gobierno de su padre. Así, Rafael Ortega fue incluido en la lista de la Oficina del Tesoro de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés), además de dos de sus compañías: Inversiones Zanzíbar y Servicio De Protección y Vigilancia, de acuerdo con un comunicado oficial.

La OFAC también aprobó sanciones contra Distribuidor Nicaragüense de Petróleo (DNP), una tercera empresa dirigida por integrantes de la familia Ortega y que fue supuestamente utilizada para su enriquecimiento mediante contratos otorgados por instituciones de Nicaragua sin celebrar licitaciones públicas. «Rafael Ortega es el administrador clave del dinero detrás de los ilícitos esquemas financieros de la familia Ortega», señaló Steven Mnuchin, el secretario del Tesoro de Estados Unidos.

Según el Departamento del Tesoro, Rafael Ortega utilizó la empresa Inversiones Zanzíbar para ocultar transferencias con los beneficios generados por DNP, mientras que Servicio De Protección y Vigilancia es una empresa que obtuvo «millones en contratos gubernamentales» y ofrece servicios de seguridad para los negocios familiares del clan Ortega. Rafael Ortega es uno de los siete hijos de Daniel Ortega con su mujer Rosario Murillo, la vicepresidenta del Nicaragua desde 2017.

Varios funcionarios del Gobierno de Ortega han sido ya sancionados por la OFAC. Y es que otro comunicado también el jueves, el Departamento de Estado aprovechó las sanciones del Tesoro para instar al Gobierno de Ortega a retomar el diálogo con la oposición para restablecer la democracia del país, según dice el texto. «La dolorosa crisis política de Nicaragua solo puede resolverse mediante elecciones libres y justas», indicó el secretario de Estado, Mike Pompeo.

Las próximas elecciones presidenciales en el país centroamericano están programadas para 2021. Sin embargo, los opositores a Ortega han solicitado en repetidas ocasiones un adelanto electoral desde que estallaron las protestas contra el dirigente sandinista el 18 de abril de 2018. Desde entonces, la Organización de Estados Americanos calcula que han muerto más de 325 personas a causa de la represión orteguista.