Evo Morales se refugia en Argentina

0
82


Enviada especial a Buenos Aires
Actualizado:

Guardar

Esperó lo justo y poco más. Evo Morales llegó a Buenos Aires dos días después de que Alberto y Cristina Fernández se convirtieran en Presidente y vicepresidenta, respectivamente. Felipe Solá, flamante Canciller (ministro de Asuntos Exteriores) confirmó que el expresidente de Bolivia llegó por la mañana al aeropuerto internacional de Ezeiza. Morales permanecerá en condición de refugiado político.

Junto a Morales viajaron «el ex vicepresisdente Álvaro García Linera, su excanciller, la exministra Montaño y el exembajador de Bolivia ante la OEA». Solá, en declaraciones al canal Todo Noticias, añadió, «les he dado asilo político para que entren y ellos, luego, pidieron ser refugiados».

Morales llegó procedente de Cuba. Su visita a la isla se explicó por una revisión médica. El viaje a Buenos Aires se mantuvo en estricto secreto aunque se conocía que se produciría una vez que Alberto Fernández asumiera la Jefatura del Estado.

El expresidente Mauricio Macri rechazó abrirle las puertas a Morales después de que éste cometiera un fraude en las elecciones y decidiera huir a México en medio de revueltas. Andrés Manuel López Obrador autorizó a que permaneciera el tiempo que considerase oportuno pero Morales prefirió instalarse en Argentina, según Sola, porque «se siente más cómodo acá que en México aunque está muy agradecido».

Los hijos de Morales, Evaliz Morales Alvarado, de 25 años y Alvaro Morales Peredo, de 24, viven en Buenos Aires desde finales de noviembre.

El Gobierno de Alberto y Cristina Fernández no reconoce al Gobierno interino de La Paz. La actual presidenta, Jeanine Áñez no fue invitada a la ceremonia de investidura del martes de «los Fernández» ya que la actual Administración considera que es un «Gobierno de facto».

Primera encuentro oficial

A nadie pasó desapercibido que al primer mandatario que recibió Fernández (Alberto) como presidente en ejercicio fue a Miguel Díaz- Canel. El presidente de Cuba despachó el miércoles en la Casa Rosada. La reunión se celebró en el espacio fetiche de este Gobierno: el Salón Eva Perón. Como todas las posteriores estuvo presente Felipe Solá. Por parte del régimen cubano participó también Bruno Rodríguez Parrilla, titular de la Cartera de Exteriores así como la vicejefa del Gabinete argentino, Cecilia Todesca, una de las figuras con más peso dentro de La Cámpora, la organiza ultrakirchnerista fundada por Máximo Kirchner, actual diputado e hijo de Néstor Kirchner y Cristtna Fernández.

La versión oficial del encuentro destacaba que se trataron «intercambios de alimentos y con especial énfasis en medicamentos genéricos destinados a los adultos mayores» de Argentina. Fernández, en su discurso de investidura, declaró el estado de emergencia sanitaria y económica. Las afinidades ideológicas quedaron plasmadas en un gesto que el Gobierno quiso minimizar pero, reservar la primera reunión al dirigente cubano, fue todo un símbolo que se expresó en una frase del propio Alberto Fernández: «Tenemos un compromiso de hermandad con Cuba», En La Habana se encuentra internada Florencia Kirchner, la hija de Cristina Fernández permanece desde hace meses aquejada de distintos trastornos depresivos. Procesada, como su hermano y su madre por corrupción, su hija Helena permanece en Buenos Aires a cargo de su padre, Vaca Narvaja. Cristina Fernández solicitó permiso al juez para viajar proximamente a visitarla.

Resistencia

El llamado «exilio« argentino de Evo Morales también tiene intereses políticos. País fronterizo con Bolivia, tanto el expresidente como el ex vicepresidente Alvaro García Linera, cerebro de los tres gobiernos consecutivos, podrán mantener reuniones con sus seguidores con mayor facilidad. Entre los objetivos que se le atribuyen es el de preparar la «resistencia» para que el MAS (Movimiento Al Socialismo) recupere el poder en las elecciones que, previsiblemente, se celebraron en torno al mes de marzo. Estos intereses podrían chocar con la condición de «refugiados» que impide a quienes la adquieren realizar actividades y declaraciones políticas. No se descarta que Fernández (los dos) mantengan a la brevedad una reunión con el ex mandatrio.