Un gran banco de Perú entregó 3,65 millones de dólares a Keiko Fujimori por temor al chavismo

0
92


Corresponsal en Lima
Actualizado:

Guardar

El dueño del banco más grande de Perú, Dionisio Romero Paoletti, reveló que en la campaña presidencial del 2011 entregó 3,65 millones de dólares a la entonces candidata Keiko Sofía Fujimori con el fin de evitar que ganara Ollanta Humala, que representaba para él, un hijo peligroso del chavismo que provenía de Venezuela.

«El solo hecho de poder lograr que el chavismo (ante Humala) no tomara el control del país iba a ser más que suficiente para nosotros. Eso ya era un triunfo», señaló hoy Romero Paoletti al diario «El comercio».

En declaraciones al fiscal anticorrupción, José Domingo Pérez; Romero Paoletti indicó que entregó el dinero en efectivo en maletas y en varias entregas a Keiko Sofía Fujimori junto a su jefe de campaña y ex ministro del gobierno de su padre Alberto, Jorge Yoshiyama.

El dinero se entregó en efectivo, porque según Romero, querían «evitar posibles represalias» si ganaba Ollanta Humala, quien le ganó la presidencia a Keiko Sofía en junio del 2011.

«Los gastos de Credicorp suman más de 2.000 millones de dólares, es decir (la donación de campaña a Keiko Sofía) no llega ni al 0.2%…Queríamos defender este patrimonio que teníamos el riesgo de que el país vaya en la dirección que ha ido Venezuela», explicó.

El intermediario del encuentro entre Keiko Sofía y el jefe del grupo financiero Credicorp fue el ex ministro de Comercio Exterior del gobierno de Alan García y expresidente de la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Peruanas (CONFIEP), Martin Pérez.

El dueño del Banco de Crédito del Perú, empresas de alimentos, Administración de Fondos de pensiones, entre otras compañías, dijo a los trabajadores bajo su cargo que «hacer estos aportes a Fuerza 2011 fue la decisión responsable ante una amenaza como la que representaba el chavismo para los peruanos y la economía de Perú».

«Perú es mi país, el país en el que he crecido y tengo un compromiso indeclinable de contribuir a su desarrollo y progreso. Es un compromiso que renuevo con optimismo cada día», finalizó.

Confirmación de Keiko

Por su parte, Keiko Sofía mando un mensaje desde la cárcel de Santa Mónica donde esta presa desde octubre del 2018, en el que confirma la donación al tiempo que argumenta: «La reserva de los aportes privados de campaña fue un compromiso que asumí y he respetado hasta las últimas consecuencias…se nos pidió que se mantenga en absoluta reserva (el dinero ) para evitar represalias…el tiempo es el mejor amigo de la verdad: jamás recibí dinero de Odebrecht y nunca hubo lavado de activos».

En tanto, el jefe del equipo especial de fiscales anticorrupción, Rafael Vela indicó que «por vez primera (Keiko Sofía) está claudicando respecto a la aceptación de un aporte de esta naturaleza y en estas condiciones, porque la señora Fujimori nunca ha aceptado estos aportes».

«De hecho, si habría aceptado estos aportes [Keiko Fujimori] tendría que haber aceptado también que la rendición de cuentas ante la ONPE fue falsa y tendría que aceptar que el método del ‘pitufeo’ (dividir los aportes grandes en aportes individuales con personas designadas a dedo) era parte de la modalidad dentro de la fase de ensombrecimiento del dinero», finalizó.

En el 2000, el padre de Dionisio Romero Paoletti, Dionisio Romero Seminario fue protagonista de un video en el Servicio de Inteligencia Nacional (SIN) junto al hombre fuerte del gobierno de Alberto Fujimori Fujimori; Vladimiro Montesinos. En dicha cita, reafirmó su apoyo a la segunda reelección de Fujimori (padre de Keiko Sofía y preso desde el 2009) sin importar los métodos que se utilicen. Además, Dionisio Romero padre fue quien le prestó su avión particular a Montesinos, también preso por corrupción, para que se vaya del país en el 2000 a Panamá, donde le negaron el asilo político, razón por la cual huyó a Venezuela.

A la explosiva declaración de Romero Paoletti ante el fiscal José Domingo Pérez se sumarán el Jefe del Intercorp, Carlos Rodríguez Pastor, el gerente general del Grupo Alicorp, Luis Miguel Eduardo Pérez Gubbins, el fundador del Grupo Gloria, Vito Rodríguez Rodríguez, el expresidente del grupo Graña y Montero, José Graña Miróquesada, entre otros.

Los jefes de los grupos empresariales más grandes de Perú serán interrogados por las donaciones de campaña entregadas a Keiko Sofía en las elecciones del 2011 y del 2016, donde perdió frente a Ollanta Humala y Pedro Pablo Kuczynski, respectivamente.