Un enfermo mental asesina por venganza al hijo del expresidente de Alemania Von Weizsäcker

0
86


Corresponsal en Berlín
Actualizado:

Guardar

El asesinato que ha conmovido a Alemania, el apuñalamiento en público del Dr. Fritz von Weizsäcker, reconocido médico e hijo de un expresidente alemán, estuvo motivado por la venganza y la locura. La declaración ante el juez del asesino, detenido en el mismo lugar de los hechos sin presentar apenas resistencia, estableció que el móvil era «el odio al presidente Richard von Weizsäcker», fallecido en 1994 y a su «sangrienta herencia política». En el interrogatorio, Gregor S., de 57 años y enfermo mental, reconoció haber estado jugando durante mucho tiempo con la idea del asesinato del médico. «En realidad hubiera querido matar al padre, pero como falleció, pensé que lo mejor era matar al hijo», dijo al juez.

El origen de su odio, siempre según su propia declaración, era su «apego al pueblo vietnamita» y su asociación del cargo que Richard von Weizsäcker ocupó en vida en la empresa química Boehringer Ingelheim entre 1962 y 1966. Esta compañía colaboró con la estadounidense Dow Chemical en la producción del «Agente Naranja», que envenenó a cientos de miles de personas en la Guerra de Vietnam. Richard von Weizsäcker, presidente alemán entre 1984 y 1994, aseguró en vida que no supo nada sobre el desarrollo de armas químicas durante los años que estuvo en la empresa y su hijo, en todo caso, era en aquellos años un niño de preescolar.

El acusado ya formalmente de asesinato y para el que la Fiscalía pedirá su ingreso en un centro psiquiátrico por «dolencia mental aguda», acudió la tarde del martes a una conferencia que Fritz von Weizsäcker ofrecía en la clínica Schlosspark de Berlín sobre «Hígado graso, un motivo de preocupación». Durante 55 minutos escuchó con atención la exposición, sentado en primera fila, hasta que sin previo aviso se levantó de su asiento, se dirigió a la tarima de oradores y le asestó una puñalada en el cuello ante el horror de los asistentes, fundamentalmente personal del hospital y unos 15 invitados ajenos a la clínica. Un policía que casualmente se encontraba entre el público recibió también una puñalada intentando detener el asesinato, pero sus esfuerzos fueron en vano, como los intentos por reanimar al orador, que falleció allí mismo.

La Policía detiene al presunto asesino del hijo del expresidente alemán
La Policía detiene al presunto asesino del hijo del expresidente alemán – AFP

Gregor S. es el hijo menor de sus padres y tiene tres hermanos, pero no habla con sus familiares desde hace 30 años, al parecer porque no compartía sus puntos de vista religiosos. «Siempre ha sido un problema, muy conflictivo con el resto de los vecinos, alguno de ellos incluso se ha mudado de casa para evitarlo», describía este miércoles un vecino del asesino, que añadía que «nunca se veía con nadie, estaba siempre solo». «Dijo que tiene una esposa en Tailandia», informaba otro inquilino del mismo edificio de Berlín, que recordaba que justificaba así sus estancias en ese país durante unos meses al año.

Experto en hígado y vesícula biliar

Fritz von Weizsäcker estudió medicina entre 1979 y 1987 en Alemania y desde 2005 era médico jefe en la unidad de medicina interna en la Schlosspark-Klinik. Su vida profesional ha sido siempre ajena a la política, pero pertenecía al Partido Liberal (FDP). Tras un año de prácticas en EE.UU., se especializó en medicina interna y gastroenterología en 2003, convirtiéndose en profesor de medicina interna en la Universidad de Friburgo. También ha enseñado en la Escuela de Medicina de Harvard en Boston y el Hospital Universitario de Zúrich, considerado un experto en enfermedades del hígado y la vesícula biliar.

Sus investigaciones en el campo de la hepatología, la fisiología y la patología del hígado, el tracto biliar y la virología molecular gozan de gran reconocimiento entre sus colegas y sus principales áreas de tratamiento incluyeron inflamaciones hepáticas infecciosas como hepatitis B o C, hepatitis de hígado graso o hígado graso.

Además de sus actividades profesionales, Fritz von Weizsäcker participaba en actividades solidarias en varias asociaciones y formaba parte de la junta de la Sociedad de Gastroenterología y Hepatología de Berlín y Brandeburgo, que ha lamentado especialmente su muerte en un comunicado.

Con su asesinato, pierde otro hijo una de las familias más conocidas de Alemania, que ha aportado al país teólogos, profesores e investigadores y cuyo ancestro es Karl Hugo von Weizsäcker, primer ministro del Reino de Württemberg nombrado caballero por el rey Guillermo II y elevado barón.