Muere apuñalado en la clínica en la que trabajaba el hijo del expresidente alemán von Weizsäcker

0
111


Corresponsal en Berlín
Actualizado:

Guardar

El asesino se sentaba en la primera fila del pequeño auditorio de la unidad de Psiquiatría de la clínica Schlossparkklinik, en el berlinés distrito de Charlottenburg, donde el doctor Fritz von Weizsäcker, hijo del expresidente alemán Richard von Weizsäcker, daba anoche una conferencia ante un público reducido. En el programa de actividades del hospital «Foro con pacientes», hablaba sobre el tema «Hígado graso, un motivo de preocupación» ante unos 15 invitados y personal de la clínica, hasta que un hombre de 57 años y sin antecedentes penales se levantó de su asiento, accedió a la tribuna y, armado con un cuchillo, apuñaló a Wezsäcker, de 59 años, hasta matarlo. Falleció en el lugar de los hechos, a pesar de los intentos de reanimación.

Un policía de 33 años que asistía a la conferencia sin estar de servicio, intentó evitar el asesinato y recibió también una puñalada. A esta hora se recupera de la herida en otro hospital, mientras la investigación se centra en el interrogatorio a todos los testigos y en averiguaciones a través de la familia Weizsäcker sobre posibles enemigos que pudieran estar detrás del asesinato. El agresor fue detenido en la misma sala, a pesar de que opuso cierta resistencia. Medios locales han sugerido que se trata de un paciente de psiquiatría, pero esa información no ha sido confirmada y su identidad no ha sido dada a conocer. Su primera declaración tendrá lugar hoy ante un juez.

Fritz von Weizsäcker estudió medicina entre 1979 y 1987 en Alemania y desde 2005 era médico jefe en la unidad de medicina interna en la Schlosspark-Klinik. Su vida profesional ha sido siempre ajena a la política, pero pertenecía al Partido Liberal (FDP) y era hijo de Richard von Weizsäcker, presidente de Alemania entre 1984 y 1994, y alcalde de Berlín Occidental entre 1981 y 1984, por lo que la policía no descarta todavía motivaciones políticas. La portavoz de la policía de Berlín, Anja Diuerschke, asegura que «sobre la motivación que haya detrás de este asesinato todavía no podemos afirmar nada y las declaraciones están teniendo lugar a puerta cerrada».

Fritz era el más joven de los cuatro hermanos. Uno de sus primos es el científico ambiental y exdiputado del Partido Socialdemócrata (SPD) del Bundestag Ernst Ulrich von Weizsäcker, que tras conocer los hechos ha declarado que «no tenemos ni idea de quién puede haber hecho eso, es horrible. Siempre pensé de él que era una persona maravillosa, le tenía un extraordinario afecto. La última vez que nos vimos fue en una reunión familiar, tuvimos una conversación muy grata. No puedo entender que esto haya pasado».

Tras sus estudios de medicina humana en Bonn y Heidelberg, los completó en Estados Unidos durante un año de prácticas y se especializó en medicina interna y gastroenterología en 2003, convirtiéndose en profesor de medicina interna en la Universidad de Friburgo. También ha enseñado en la Escuela de Medicina de Harvard en Boston y el Hospital Universitario de Zúrich, considerado un experto en enfermedades del hígado y la vesícula biliar. Sus investigaciones en el campo de la hepatología, la fisiología y la patología del hígado, el tracto biliar y la virología molecular gozan de gran reconocimiento entre sus colegas y sus principales áreas de tratamiento incluyeron inflamaciones hepáticas infecciosas como hepatitis B o C, hepatitis de hígado graso o hígado graso.

Además de sus actividades profesionales, Fritz von Weizsäcker participaba en actividades solidarios en varias asociaciones y formaba parte de la junta de la Sociedad de Gastroenterología y Hepatología de Berlín y Brandeburgo, que ha lamentado especialmente su muerte en un comunicado.