Gantz no logra un acuerdo con Netanyahu ni el apoyo de Lieberman y desiste en formar gobierno en Israel

0
140


Corresponsal en Jerusalén
Actualizado:

Guardar

Como le ocurrió a Benjamín Netanyahu, Benny Gantz tampoco ha sido capaz de sumar los apoyos necesarios para formar gobierno en Israel. El líder de «Azul y Blanco», ganador de las últimas elecciones, ha informado al presidente, Reuven Rivlin, de su fracaso cuatro horas antes de que expire el plazo marcado por la ley.

El mandato pasará a partir de la media noche a la Knesset (parlamento) que tiene 21 días para que cualquier diputado intente formar una alianza que sume los 61 escaños necesarios para tener la mayoría en la cámara.

Si nadie lo consigue, el país tendrá que ir a unas terceras elecciones para intentar desbloquear una situación sin precedentes en sus 71 años de historia y la fecha probable es el 3 de marzo. En los comicios de abril y septiembre el resultado entre Netanyahu y Gantz fue muy reñido, pero ninguno de los dos ha sido capaz de ganarse el respaldo necesario para gobernar.

La falta de sintonía para formar un gobierno de unidad nacional entre Likud y «Azul y Blanco» y la negativa de Avigdor Lieberman a apoyar a ninguna de estas fuerzas mantienen bloqueada la escena política de Israel. Tras reunirse con los dos líderes, el dirigente ultraderechista de Yisrael Beitenu declaró que «no renuncio a mis principios por sillones, por muy cómodos que sean» y les acusó de ser «culpables» del bloqueo que empuja al país unas terceras elecciones.