Dos personas mueren abrasadas después de que su coche cayera en un socavón con agua hirviendo

0
117



Actualizado:

Guardar

Dos personas han muerto en la ciudad rusa de Penza después de que su coche cayera en un socavón repleto de agua hirviendo, lo que provocó que los ocupantes del vehículo murieran abrasados, ha informado el Ministerio de Emergencias ruso en la región.

Según medios locales, los residentes de la zona habían avisado con anterioridad de grietas y hoyos en el asfalto, causados supuestamente por la revisión de las redes de calefacción en varias calles.

Según los investigadores, el suceso, ocurrido este pasado martes 19, se produjo después de que la tierra y el asfalto de la calle colapsaran. Dos hombres, de 53 y 49 años, murieron el acto.

Las autoridades han abierto una investigación sobre el incidente. Todavía no hay sospechosos en el caso y no se descarta la muerte por negligencia.