El proyecto espacial «Vostochny», foco de un éscandalo de corrupción en el Gobierno de Putin

0
82



Actualizado:

Guardar

El nuevo centro espacial ruso «Vostochny» ha perdido al menos 11.000 millones de rublos (155 millones de euros) en robos masivos al megaproyecto. El Comité Federal de Investigación (SK) de Rusia ha informado que está manejando 12 casos criminales más relacionados con el robo y que varios altos funcionarios han sido encarcelados.

El profesor Mark Galeotti, experto en Rusia del Royal United Services Institute (Rusi), dijo a la BBC que el escándalo de «Vostochny» reveló la magnitud de la corrupción en la enorme burocracia estatal de Putin. «¿Cómo puede lidiar con eso sin declarar la guerra a su propia élite? Él no está preparado para hacer eso. Esta dependencia de megaproyectos crea enormes oportunidades para la malversación de fondos», dijo Galeotti.

Vostochny fue el primer lugar de Rusia especialmente diseñado para lanzamientos espaciales comerciales. El primer lanzamiento tuvo lugar en abril de 2016 y ha habido cuatro más desde entonces. Se encuentra en el extremo este de Rusia, lejos de las grandes ciudades, lo que reduce el riesgo de que los cohetes golpeen cualquier centro urbano grande. El sitio solía ser una base de misiles soviéticos llamada Svobodny.

Las misiones espaciales son un motivo de orgullo nacional para Rusia. Fue la Unión Soviética la que envió al primer humano al espacio, Yuri Gagarin, en 1961.

Al visitar «Vostochny» en septiembre, Putin dijo a los funcionarios espaciales: «Este es el proyecto de construcción más importante del país». El costo total de Vostochny se calcula actualmente en 4.25 mil millones de dólares, informa la agencia de noticias RIA Novosti de Rusia. Pero el proyecto se ha visto afectado por sobrecostos y demoras.

«Vostochny» también es un movimiento altamente político, ya que Rusia hasta ahora ha dependido del cosmódromo Baikonur de la era soviética en Kazajistán para los lanzamientos espaciales internacionales. Kazajistán es un vecino cercano, pero tener la instalación principal de lanzamiento en territorio ruso es más seguro para Moscú a largo plazo.

El centro espacial aún se está construyendo: una segunda plataforma de lanzamiento en construcción albergará el Angara, un nuevo cohete de carga pesada, con el lanzamiento inaugural establecido para 2021.