Piñera reconoce abusos de la Policía durante las protestas en Chile

0
86


Santiago de Chile
Actualizado:

Guardar

Horas antes de que se cumpliera un mes del estallido social que sacude a Chile, el presidente Sebastián Piñera admitió el domingo por la noche que en este periodo las fuerzas policiales y militares que ha sacado a la calle para contener la revuelta y los focos de violencia, «en algunos casos» han vulnerado los derechos de los manifestantes.

«Lamentablemente, y a pesar del firme compromiso y de todas las precauciones que tomamos, no solo el gobierno, también las Fuerzas Armadas y de Orden para proteger los derechos humanos de todos, en algunos casos no se respetaron los protocolos, se cometieron abusos o delitos, y no se respetaron los derechos de todos», dijo el gobernante, quien además aseguró que todas las denuncias están siendo investigadas por las propias instituciones armadas, así como por el poder judicial. «No habrá impunidad ni con los que hicieron actos de inusitada violencia ni con aquellos que cometieron atropellos o abusos», precisó.

Desde que estalló la crisis por el alza en el metro subterráneo el pasado 18 de octubre, han muerto 25 personas, cinco de ellas por la acción directa de militares o la policía, mientras que la mayoría falleció en incendios causados durante saqueos. Carabineros, en tanto, informó que durante este mes ha detenido casi 15 mil mil personas por distintos delitos, 4.014 de ellas en unos 700 saqueos.

A su vez, organismos autónomos han registrado en hospitales unas 2.500 personas heridas, cifra que aumenta considerablemente en las estadísticas de la Cruz Roja y otras organizaciones que atienden a lesionados en la calle en forma ambulatoria. La policía, por su parte, informó que unos 50 de sus efectivas han sido heridos por impactos de bala.

La mayor preocupación de los organismos humanitarios es el registro de unas 230 personas que han perdido alguno de sus ojos, por impactos de perdigones de goma o por golpes de proyectiles con gases lacrimógenos disparados por la policía. Al respecto, el gobierno ordenó a los Carabineros la revisión de los protocolos de uso de sus armas antimotines, particularmente el de las escopetas que disparan balines.

345 querellas contra agentes del Estado

El Instituto Nacional de Derechos Humanos informó que durante este mes de crisis ha presentado 345 querellas criminales en contra de agentes del Estado, cinco de ellas por homicidio calificado y siete por homicidio frustrado; 245 corresponden a acciones legales por torturas, a las que se suman 58 casos de violencia sexual.

Desde la oposición al gobierno de Piñera y distintas organizaciones de derechos humanos han solicitado la renuncia del general director de policía, Mario Rozas, luego del fallecimiento de un manifestante el viernes por la noche en la Plaza Italia de Santiago, epicentro de las grades movilizaciones. En el lugar, Abel Acuña de 29 años de edad, sufrió un ataque cardiorespiratorio, pero cuando era atendido por personal sanitario el equipo médico y el propio paciente recibieron arremetidas de carros lanzaagua y gases lacrimógenos. Según la querella criminal presentada, la policía fue responsable por impedir el tratamiento médico.

El propio general Rozas refutó la acusación y aunque informó una investigación interna, adelantó que “no es posible asegurar que la operación (policial) haya influido en el deceso”.

Por «los actos de represión» y las violaciones a los derechos humanos –además de otros argumentos- parlamentarios de la oposición presentarán este martes en el Congreso una acusación constitucional en contra del presidente Piñera, que se suma a otra presentada hace diez días en contra de su ex ministro del Interior, Andrés Chadwick. Ambos libelos acusatorios deberán pasar por ambas cámaras del Congreso, donde la oposición tiene mayorías, pero no necesariamente para aprobarlas.