Rusia reconoce a Áñez como presidenta interina de Bolivia

0
36


Corresponsal en Moscú
Actualizado:

Guardar

Aunque con reticencias, ya que el Kremlin considera que Evo Morales fue desalojado del poder a causa de un «golpe de Estado», Moscú ha tomado no obstante la decisión de reconocer a Jeanine Áñez como presidenta en funciones de Bolivia hasta la celebración de unas nuevas elecciones. Así lo ha anunciado hoy el viceministro de Exteriores ruso, Serguéi Riabkov, desde la cumbre de los BRICS en Brasilia.

Según sus palabras, «está claro que será ella -Áñez- quien tenga la consideración como dirigente de Bolivia hasta la elección de un nuevo presidente». Sin embargo, puntualizó que Morales fue destituido por el Parlamento «sin el quórum requerido y es un aspecto que hemos anotado». «Todo lo que precedió al cambio de poder fueron acciones que de hecho equivalieron a un golpe de Estado», añadió Riabkov.

Por su parte, la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova, puntualizó que, pese a que Rusia reconoce a Áñez, «no se trata por ello que se admita que lo sucedido en Bolivia fue un proceso legítimo». Zajárova subrayó que Rusia ya se pronunció desde el primer momento calificando lo sucedido en Bolivia de «golpe de Estado» y, añadió, «nuestra posición al respecto sigue siendo la misma (…) impera la tensión y existe el riesgo de nuevas complicaciones», de ahí que Rusia aconseje a sus nacionales abstenerse por el momento de viajar a Bolivia.

A juicio de la portavoz de Exteriores rusa, «hace falta un diálogo pacífico y el restablecimiento de la legalidad constitucional en el funcionamiento de la instituciones públicas» bolivianas. Así mismo, Zajárova llamó a la comunidad internacional a actuar con «responsabilidad».

En el comunicado difundido por el Ministerio de Exteriores ruso el pasado lunes se subrayaba que es «profundamente preocupante que el desarrollo de los acontecimientos en Bolivia siga las pautas de un golpe de Estado orquestado». «Una oleada de violencia desatada por la oposición impidió agotar el mandato presidencial de Evo Morales», decía la nota.

Bolivia es, junto con Cuba, Venezuela, Nicaragua y ahora otra vez Argentina, otro de los países de Iberoamérica con los que Rusia mantiene relaciones preferentes. El Kremlin se esfuerza en recuperar la influencia que tuvo en la región la desaparecida Unión Soviética como contrapeso a Estados Unidos. Morales estuvo en Moscú por última vez el pasado mes de julio. La anterior visita a Rusia del huido expresidente boliviano tuvo lugar en junio de 2018.