La mujer detenida en EE.UU. por hablar español: «Fui acosada en mi pueblo y me tuve que ir»

0
86



Actualizado:

Guardar

Ana Suda y Martha «Mim» Hernández hacían la fila para pagar por leche y huevos en una gasolinera en la pequeña ciudad de Havre, en el norte de Estados Unidos, cuando un agente de la patrulla fronteriza les preguntó de dónde eran.

Las mujeres, nacidas en EE.UU. (Suda en Texas y Hernández en California), estaban hablando en español cuando fueron cuestionadas por el funcionario, quien luego les pidió sus documentos de identificación, de acuerdo al testimonio de Suda a BBC Mundo.

El incidente, ocurrido en mayo de 2018, quedó captado por la mujer con su celular y fue difundido millones de veces en redes sociales y replicado en los medios. «Hablar español no es ilegal»: las mujeres que demandaron a la patrulla fronteriza de EE.UU. por haberlas detenido por hablar español

Cuando Suda increpó al agente preguntándole si era ilegal hablar español en Montana, este respondió: «No, señora, sino que no es nada común aquí». Las mujeres decidieron igualmente demandar a la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) por discriminación.

Pero no fue solo ese incidente. Suda tuvo que mudarse del estado recientemente tras haber sido víctima de «acosos e insultos» por parte de la comunidad, según describió.

«Mi familia y yo nos mudamos en 2014 a Havre, un pueblo pequeño en Montana porque a mi esposo le dieron un trabajo allá y además él es de allá también. Nací en El Paso, Texas, y me crié en la ciudad vecina de Ciudad Juárez, en México. No hay muchos latinos en Havre, así que al principio, había personas que me veían y me preguntaban de dónde era, pero sentía que lo hacían de buena onda y por curiosidad», dijo Suda.