Asamblea deberá tratar la proforma presupuestaria en 18 días

0
16



Quito –

Esta semana el Consejo de Administración Legislativa (CAL) conocerá la proforma presupuestaria 2020 y la remitirá a la Comisión respectiva para su tratamiento. Pese a que el presupuesto llegó el 31 de octubre, y según la ley, la Asamblea tiene solo 30 días para tratarlo, se la había dejado de lado, debido al tratamiento de la Ley de Crecimiento Económico. 

Así que para mañana martes 12 de noviembre está previsto que se apruebe el informe de segunda instancia para la ley urgente por parte de la Comisión de Régimen Económico, y el mismo día se haría la reunión del CAL, a fin de que el presupuesto pase a manos de la misma Comisión.  

Según los artículos 294 y 295 de la Ley Suprema, la Asamblea aprobará u observará, en los treinta días siguientes (a la presentación del presupuesto) y en un solo debate, la proforma anual y la programación cuatrianual. Si transcurrido este plazo la Asamblea Nacional no se pronuncia, entrarán en vigencia la proforma y la programación elaboradas por la Función Ejecutiva, dice la norma. Es decir, la Asamblea contará solo con 18 días para tratarla. 

El Gobierno ha estructurado un presupuesto que asciende a $31 469 millones, sin incluir la Cuenta de Financiamiento de Derivados Deficitarios (CFDD), de $4030 millones.  

Los gastos permanentes tendrán una baja de $321 millones. Solo en gasto de personal se reducen $455 millones.

Al ser consultado sobre cuántas personas saldrían del sector público por esta reducción, el ministro de Finanzas, Richard Martínez, explicó que es un error considerar que la única vía para la reducción es la eliminación de contratos. En todo caso, dijo, la directriz ha sido que se haga una optimización a fin de no afectar la operación de cada ministerio.  

En cuanto a la necesidad de financiamiento, el Gobierno calcula que serían $6665 millones y entre las fuentes de financiamiento se han colocado dineros de multilaterales y renovación de deuda interna.

Alberto Acosta Burneo, editor de Análisis Semanal, ve como puntos positivos de la propuesta que se empiezan a adoptar medidas de austeridad, aunque de manera lenta. También resalta  que se esté manejando una cifra menor de necesidad de financiamiento en comparación con el año anterior. Además considera que el ahorro planteado de $657 millones por focalización de subsidios debe ser concretado lo más pronto posible, a través de un decreto ejecutivo. De lo contrario, esta medida no rendiría los suficientes ingresos. 

Para Acosta, causan preocupación los $2000 millones contemplados por “monetización”.  Asegura que esta meta será difícil de cumplir.   

De acuerdo con Jaime Carrera, secretario del Observatorio de la Política Fiscal (OPF), la proforma adolece de sobrestimación de ingresos y subestimación de gastos. 

El déficit global llega realmente a $5000 millones. Otra característica por resaltar es el crecimiento del gasto en 9 %. Si bien hay reducción de salarios y de bienes y servicios, también se incrementa el gasto en el Bono de Desarrollo Humano y la contribución al IESS.

Daniel Mendoza, presidente de la Comisión de Régimen Económico, considera que la proforma enviada está adecuada a la situación actual del país, que requiere de ajustes y protección social.

Lo que se sabe

Según  la Constitución de la República, la Asamblea Nacional puede aprobar u observar la proforma y la programación cuatrianual enviada por el Ejecutivo, controlando que  se adecuen a la Constitución, a la ley y al Plan Nacional de Desarrollo. Las observaciones de la Asamblea Nacional a la proforma y programación pueden ser solo por sectores de ingresos y gastos, sin alterar el monto global de la proforma. La Comisión tiene diez días para emitir el informe correspondiente.  (I)