Farage no presentará candidatos en los escaños ganados por el Partido Conservador en 2017

0
89


Corresponsal en Londres
Actualizado:

Guardar

El Partido del Brexit, que fundó en enero el líder euroescéptico británico Nigel Farage, no presentará candidatos en las 317 circunscripciones que eligieron a un diputado conservador en las elecciones de 2017. «Lo más importante en nuestro país es prevenir un segundo referéndum», ha afirmado en el anuncio de una «alianza unilateral por la marcha» de la Unión Europea (UE).

Según Farage, el partido había rellenado la pasada semana 600 formularios para presentar candidatos en la gran mayoría de circunscripciones -un total de 650-, pero el análisis de sus expertos les dice que, si se presentan, una amplia franja del sur de Inglaterra, desde el sudoeste de Londres hasta el «finisterre» en Cornualles, enviaría a Westminster diputados de los Liberal-Demócratas.

En el sistema electoral británico se elige un solo diputado por cada circunscripción. La presentación de candidatos del Partido del Brexit en esa franja donde compiten conservadores y liberal-demócratas restaría votos a los primeros y facilitaría que los segundos, comprometidos con anular el proceso del Brexit si ganan las elecciones o con un segundo referéndum, fuesen elegidos.

El profesor de Política en la Universidad de Kent, Matthew Goodwin, ha calculado el efecto que tendría el voto por el partido de Farage en el número de escaños obtenidos por los seguidores de Boris Johnson. Si las encuestas en el inicio de la campaña sugieren que obtendrá en torno a 357, una fuga del 6% de los votos al Partido del Brexit le dejaría en minoría, con 320 diputados.

Según Farage, el Acuerdo de Retirada negociado por Johnson con la UE «no es realmente Brexit». No le gusta el protocolo irlandés incluido en el documento, que «todo lo que hace es meternos en una nueva y larga negociación con la UE, que tendrá la mejor mano». Había retado al primer ministro a un debate en la televisión para desmontar la propaganda «tory», insistente en que es «un gran acuerdo».

Oscuridad

Farage también había pedido a Johnson un pacto electoral, que el primer ministro rechazó. Editorialistas euroescépticos y miembros individuales de su partido, remitiendo artículos al sitio de internet «Brexit Central», que agrupa a los brexiters, han implorado a Farage que no arruinase con su testarudez la victoria de su proyecto, pues se le ve como el político que más ha influido en la presente deriva británica.

El ascenso del Partido por la Independencia de Reino Unido, UKIP, liderado por Farage, atemorizó tanto al conservador David Cameron sobre la incapacidad de su partido para obtener más mayorías de gobierno que convocó el referéndum europeo para cerrarle el camino. Johnson quería ejecutar el Brexit antes de las elecciones también para acallar a Farage y a sus votantes.

Con el Brexit aún pendiente, el líder eurófobo denunciaba el acuerdo firmado por Johnson. Para su partido la única marcha aceptable de la UE es una marcha sin acuerdo. Hasta que ha anunciado esta alianza «unilateral» con los conservadores y la concentración de todos sus esfuerzos en circunscripciones laboristas, como Hartlepool, en el nordeste de Inglaterra, donde ha desvelado su nueva estrategia.

Emisarios de Johnson negociaban con Farage en la trastienda, según los medios. Este ha justificado su cambio en un vídeo que vio anoche. El primer ministro decía en él que no se extenderá la transición más allá de 2020, por mucho que el negociador europeo, Michel Barnier, diga que harán falta dos años más. Johnson también decía en el vídeo que no es necesario un futuro «alineamiento político» con la UE.

Esto fue lo más «significativo», según Farage. El amigo de Donald Trump, que compareció en su programa de radio, hace diez días, para criticar el acuerdo de Johnson, citó como ejemplos de alineamiento político la pertenencia a agencias comunitarias o a «sus instituciones políticas». Son vaguedades indescifrables para su audiencia, en Hartlepool o más allá. El paso del tiempo quizás desvele la enjundia de este pacto electoral.