Evo Morales acepta el asilo político ofrecido por México

0
86


Madrid
Actualizado:

Guardar

El ministro de Exteriores de México, Marcelo Ebrard, ha asegurado que el presidente dimisionario de Bolivia, Evo Morales, ha aceptado la oferta de asilo del Gobierno mexicano: «Les informo que hace unos momentos recibí una llamada del presidente Evo Morales, mediante la cual ha respondido a nuestra invitación y solicitó verbal y formalmente el asilo en nuestro país», informó el canciller Ebrard en rueda de prensa.

El canciller mexicano añadió que su Gobierno «ha decidido conceder asilo por razones humanitarias» a Morales, «en virtud de la urgencia que afronta en Bolivia, donde su vida e integridad corren peligro». Puntualizó Ebrard que «procederemos de inmediato a informar al Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia, para que bajo el derecho internacional proceda a otorgar el correspondiente salvoconducto y las seguridades, así como garantías de que la vida, integridad personal y libertad del señor Morales no serán puestas en peligro y que podrá ponerse en seguridad». El canciller, que no aceptó preguntas de la prensa, no desveló si Morales se encuentra todavía en Bolivia ni la fecha en la que viajará a México. Ebrard explicó que ya ha informado a la Organización de Estados Americanos (OEA) invocando «la protección internacional a la vida, la libertad y la integridad de Evo Morales», y que informará también a la ONU y al Senado mexicano.

Desde anoche, un avión enviado por el Gobierno mexicano se encuentra en una base aérea de Perú, a la espera de obtener el permiso para entrar en Bolivia con el fin de evacuar a Morales. En cualquier caso, su salida podría complicarse. Y es que en cuanto a su paradero todo apunta a que se ha refugiado en el departamento de Cochabamba, en el norte del país, y en concreto en la provincia del Chapare, zona conocida por la producción de coca. Así lo afirmaba Luis Fernando Camacho, líder del Comité Cívico Santa Cruz y cabecilla de las protestas, a través de un mensaje en Twitter: «Confirmado!! Orden de aprehensión para Evo Morales!! La Policía y los militares están buscándolo en el Chapare.

La crisis política desatada tras las elecciones fraudulentas del pasado 20 de octubre se cobró, el domingo, la dimisión del primer presidente indígena del país, Evo Morales, que permaneció en el poder durante casi 14 años. En medio de la avalancha de dimisiones de cargos oficialistas, una treintena ya -incluidos gobernadores y alcaldes-, la Policía, que ha desempeñado un papel clave en la salida de Morales con su amotinamiento en los días previos, ha detenido a 34 miembros del Tribunal Supremo Electoral y de los tribunales electorales departamentales, acusados del fraude.

Ayer la situación en Bolivia se agravaba por momentos, tras los incidentes violentos registrados en La Paz durante la noche del domingo al lunes. Una gran marcha indígena de apoyo a Morales se dirigía sembrando el caos a su paso desde El Alto, donde saquearon y quemaron la jefatura de Policía, hacia la capital. La Policía boliviana, incapaz de frenar los disturbios, pedía anoche la intervención de las Fuerzas Armadas «ante la llegada de hordas criminales» a La Paz, mientras el comandante de la Policía de la capital, José Barrenechea, reconocía que los agentes han sido «rebasados». El mando de las Fuerzas Armadas autorizó de inmediato la realización de operaciones conjuntas con la Policía para asegurar el orden.

En un intento de frenar la crisis, la senadora Jeanine Áñez Chávez, vicepresidenta del Senado y depositaria de los poderes presidenciales tras la renuncia en cascada del presidente y otros altos cargos, ha convocado para esta tarde una sesión extraordinaria de la Asamblea Legislativa para solventar la actual acefalia y propone celebrar nuevas elecciones presidenciales el próximo 22 de enero.