¿Podría haberse negado la Reina Isabel II a la petición de Boris Johnson?

0
63


LondresActualizado:

La reina Isabel II aprobó este miércoles formalmente la petición del primer ministro británico, Boris Johnson, de suspender el periodo de sesiones del Parlamento a partir de la segunda semana de septiembre. Ante este escenario, se plantean varias cuestiones sobre cuál es el papel de la soberana y las implicaciones constitucionales de su decisión:

-¿Podía haberse negado la reina Isabel II a la propuesta de Boris Johnson?

Técnicamente, sí, bajo la prerrogativa real. Pero en realidad hubiera sido extremadamente difícil para ella hacerlo La soberana podía haber dicho no seguir el consejo del jefe del Ejecutivo y negarse a dar su consentimiento para cerrar el Parlamento, pero, según los analistas, esto era una postura improbable.

Una decisión de este tipo hubiera supuesto que Isabel II abandonase el papel neutral que se ha esforzado por mantener desde su coronación en 1953, y que la ha llevado a basar sus pronunciamientos siguiendo la línea de Boris Johnson.

¿Por qué Boris Johnson puede solicitar la suspensión del Parlamento?

El primer ministro británico tiene la potestad de demandar a la reina que suspenda las sesiones de la Cámara.

Por lo general, el Parlamento se prorroga una vez al año -durante unas dos semanas-, cuando es tradicional que se celebre el conocido como «Discurso de la reina», en el que la soberana lee un documento elaborado por el Gobierno que detalla sus planes para el siguiente ejercicio y que este año tendrá lugar el 14 de octubre.

La actual sesión parlamentaria, que habrá durado 810 días para cuando previsiblemente quede clausurada, es la más larga en la historia del Reino Unido. Aunque se trata de un procedimiento habitual dentro del curso parlamentario, la oposición acusa a Johnson de utilizar esta medida semanas antes de la fecha del brexit para evitar que la Cámara de los Comunes, que en su mayoría se opone a una salida abrupta de la UE, pueda evitarla a través de mecanismos legislativos.

-¿Hay opciones de que prospere una moción de confianza al Gobierno?

El líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, ha planteado al resto de partidos la posibilidad de presentar una moción de confianza al Gobierno a partir del 3 de septiembre, cuando se reanudan las sesiones, y consensuar un gabinete de unidad, cuyo principal cometido sería solicitar a la UE una nueva extensión de la fecha de salida. No obstante, el Partido Laborista ha enfriado las posibilidades de que se acuerde un Ejecutivo de concentración al avanzar que solo lo aceptaría si al frente está su líder, el izquierdista Corbyn, lo que dificulta que los conservadores moderados acepten entrar en el juego.

Si el Parlamento se clausura el 10 de septiembre, los diputados opositores no contarán con tiempo suficiente para llevar a cabo este planteamiento.

-¿Habrá acciones legales para detener la suspensión?

Habrá un intento. La diputada de SNP, Joanna Cherry, confirmó que había hablado con su equipo legal sobre la aceleración de la acción prevista en los tribunales escoceses, que debía ser escuchada el 6 de septiembre.

Ian Murray de Labour, otro miembro del grupo de más de 70 parlamentarios, dijo que considerarían buscar un interdicto interino, similar a una orden judicial en Inglaterra y Gales, en el tribunal de sesión para bloquear la prórroga.