Unos 40 migrantes están desaparecidos por naufragios en Libia, según la ONU

0
78



El Cairo –

Un buque con decenas de migrantes que iban rumbo a Europa se volcó este martes en el mar Mediterráneo en la costa de Libia, dejando al menos 40 personas desaparecidas y posiblemente ahogadas, informaron autoridades de la ONU, mientras un grupo de rescate reportó que recibió una llamada de alguien en el navío “llorando y gritando” que los pasajeros ya habían muerto.

Al menos 65 migrantes, la mayoría de Sudán, fueron rescatados, dijo Ayoub Gassim, vocero de la guardia costera de Libia, y la búsqueda se detuvo para quienes seguían desaparecidos. La guardia costera dio un cálculo menor de quienes se temen que hayan muerto ahogados, diciendo que eran entre 10 y 20 personas.

Gassim dijo que se confirmó la muerte de cinco personas, entre ellas una mujer y un niño de Marruecos cuyos cadáveres fueron recuperados cerca del pueblo occidental de Khoms, a unos 120 kilómetros (75 millas) al oriente de Trípoli. Los otros fallecidos eran hombres de Marruecos, Sudán y Somalia.

Este naufragio es el desastre marítimo más reciente que involucra a migrantes en busca de una mejor vida en Europa. Hace un mes, hasta 150 migrantes dirigidos a Europa desaparecieron y se teme que murieron ahogados cuando dos buques con unas 300 personas a bordo se volcaron frente a Libia.

En enero, 17 personas murieron o desaparecieron frente a Libia; y en mayo, unas 65 más se ahogaron cuando su barco se hundió frente a Túnez.

“Si las trágicas cifras de hoy se confirman, el número de personas ahogadas en el Mediterráneo en 2019 estará cerca de 900”, dijo Charlie Yaxley, vocero de la agencia de refugiados de la ONU, quien dio el cálculo de al menos 40 desaparecidos o muertos, entre ellos mujeres y niños, según testimonios de los sobrevivientes.

La agencia de migración de la ONU dijo que un total de 859 migrantes habían muerto en el Mediterráneo hasta el 22 de agosto y que 45.505 personas han llegado a Europa por mar en lo que va del año, un 30% por debajo del 2018.

En tanto, el ministro del interior italiano Matteo Salvini prohibió la entrada en aguas italianas al barco humanitario “Eleonore”, de bandera alemana, con un centenar de migrantes a bordo.

La ONG alemana Mission Lifeline anunció este lunes que había rescatado en el mar Mediterráneo a un centenar de migrantes detectados a bordo de un bote, a la vez que afirmó que su tripulación había sido amenazada por los guardacostas libios.

El “Lifeline”, un barco con bandera holandesa de la misma organización alemana, fue retenido por orden judicial en junio en Malta, donde había atracado con más de 230 migrantes a bordo.

El capitán de este buque, Claus-Peter Reisch, fue acusado por las autoridades maltesas e italianas de haber desobedecido las órdenes de los guardacostas libios. Fue condenado con una elevada multa, pero apeló la decisión. El mismo capitán se encuentra al timón del “Eleonore”

Italia y Malta rechazan sistemáticamente el desembarco de los barcos que rescatan migrantes fuera de sus aguas territoriales, sin antes no se llega a un acuerdo de reparto con otros países europeos. (I)