Muere una madre después de que sus cuatro hijos fallecieran en un incendio provocado

0
126


Actualizado:

En 2017, cuatro niños murieron después de que dos jóvenes prendieran fuego a su casa de forma premeditada. Su madre, Michelle Pearson, cayó en coma y al despertar le contaron la faltal noticia.

Ahora, tras veinte meses de lucha contra la realidad e intentando recuperarse de sus quemaduras, la madre ha fallecido, según informa la BBC. Sandra Lever, abuela de los pequeños, comunicó en su perfil de Facebook que Pearson «ganó sus alas» y se había «unido a sus bebés».

Demi, Brandon, Lacie y Lia murieron en el incendio de su casa en Salford en diciembre de 2017, mientras que su madre entró en coma. Dos jóvenes que se encontraban bajo los efectos de las drogas tiraron varias bombonas de gasóil sobre la vivienda, lo que provocó el gran incendio. Cuando Pearson despertó cuatro meses después, no fue capaz de asimilar la noticia de que había perdido a sus cuatro hijos. Con el 75% de su cuerpo calcinado, luchó por recuperarse de sus heridas, aunque finalmente no lo consiguió.

Lewis Hughes, investigador principal del caso de la Policía de Mánchester ha afimado que sabía lo devastadora que fue la muerte de sus cuatro hijos para Michelle y ha calificado la noticia de su pérdida como «increíblemente tágica».

Zak Bolland y David Worrall, los autores del incendio que acabó con la vida de los menores, fueron condenados a cuatro cadenas perpetuas en mayo de 2018.