El FMI indica que no ha pedido adelantar las elecciones en Argentina

0
65



Buenos Aires –

El Fondo Monetario Internacional desmintió que miembros del organismo de visita en Argentina hayan sugerido adelantar las elecciones presidenciales del 27 de octubre por la existencia de un “vacío de poder” luego del aplastante triunfo del opositor Alberto Fernández en las primarias.

El Fondo negó ‘categóricamente’ en un comunicado difundido el lunes por la noche “supuestas preocupaciones acerca de un hipotético vacío de poder” expresadas en un encuentro mantenido la víspera con Fernández, el candidato mejor situado para los comicios en los que el conservador Mauricio Macri buscará la reelección.

Versiones periodísticas aludieron a esa supuesta preocupación del equipo del Fondo encabezado por Roberto Cardarelli sobre la necesidad de contar con un interlocutor con poder real para negociar de ahora en más los desembolsos que restan del préstamo por más de 56.000 millones de dólares que el organismo concedió al país en 2018 para paliar una crisis cambiaria y económica.

“En ningún momento miembros de la delegación del FMI hablaron en estos términos durante la reunión que mantuvieron hoy (por el lunes) con el señor Alberto Fernández y sus asesores económicos”, sostuvo el comunicado del FMI, varios de cuyos técnicos visitan Buenos Aires para analizar con el gobierno y el candidato opositor la situación económica luego de las primarias.

Fernández -quien en la fórmula electoral está acompañado de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015)- se impuso el 11 de agosto con 47,6% de los votos y más de 15 puntos porcentuales sobre Macri, situándose a los ojos de los mercados como favorito para la primera vuelta electoral.

La victoria de Fernández sacudió al mercado generando una depreciación del peso de más de 20% en un contexto de recesión económica y una inflación de 25,1% en los siete primeros meses del año, lo que se interpretó como una reacción negativa de los inversores al eventual regreso del populismo kirchnerista.

Tras reunirse con la delegación del FMI, Fernández acusó al organismo de ser corresponsable de la crisis argentina y de haber “financiado la salida de capitales” a partir del préstamo concedido al gobierno de Macri.

Afirmó que ese pacto “no ha logrado revertir” los problemas económicos “y en algunos casos no ha hecho más que profundizarlos”. Señaló además que “quienes han generado esta crisis, el gobierno y el FMI, tienen la responsabilidad de poner fin y revertir la catástrofe social que hoy atraviesa a una porción cada vez mayor de la sociedad argentina”.

Fernández ha señalado en varias ocasiones que habrá que “sentarse a negociar” el cronograma de pagos de 2020 y 2021. Sin embargo, ha descartado que en caso de llegar a la presidencia declare un cese de pagos.

El gobierno no se ha referido a las versiones desmentidas por el Fondo ni tampoco lo ha hecho Fernández.

Entre los opositores, el candidato presidencial José Luis Espert -de tendencia liberal- señaló a la prensa que “ese trascendido no fue lo más feliz y no ayuda para la enorme tarea que tiene el gobierno de llevar este barco lo menos escorado posible” durante el periodo electoral.

La delegación del FMI manifestó por su parte que “mantuvo reuniones de trabajo constructivas con las autoridades argentinas… para continuar analizando el balance de los acontecimientos recientes” y describió el diálogo con Fernández como “un intercambio productivo de opiniones”.

Los enviados del organismo se han reunido en dos ocasiones desde el sábado con el ministro de Hacienda Hernán Lacunza, quien asumió el cargo días atrás en medio del cimbronazo que generó el resultado de las primarias, y con el presidente del Banco Central, Guido Sandleris.

El organismo deberá revisar en septiembre el programa acordado con Argentina para autorizar un desembolso de más de 5.000 millones de dólares. (I)