Un francotirador británico mata a un terrorista desde una distancia de 2,4 kilómetros

0
138


Actualizado:

Un sargento del Servicio Aéreo Espacial británico (SAS por sus siglas en inglés) ha matado a un terrorista en Afganistán al dispararle desde una distancia de una milla y media (2,4 kilómetros), lo que supone un récord, según informa el diario «The Sun».

El francotirador tenía la orden de abatir a un terrorista después de que el SAS recibiera el aviso de que se iba a producir un atentado con un camión bomba lleno de explosivos caseros en una base del Ejército Nacional Afgano. Los soldados decidieron que el vehículo emprendiera la marcha desde un área poblada hasta la carretera. Una vez fuera de terreno concurrido, el sargento disparó primero al motor del camión, lo que forzó al terrorista a bajarse del vehículo.

Fue entonces cuando el individuo fue abatido después de recibir un tiro en el pecho. A continuación, el soldado disparó al conductor en la cabeza: «El impacto fue tan potente que la cabeza del hombre desapareció», tal y como afirma una fuente al diario británico. Segundos después el camión explotó, aunque no hubo que lamentar ningún herido.

Según el «Daily Star», el francotirador mató al terrorista desde una distancia de 2,4 kilómetros, una longitud jamás antes registrada y creando un nuevo récord mundial. Lo hizo con un rifle de calibre .50 Barrett Light y gracias a ello evitó una nueva masacre en el país afgano.