Secretaría Nacional de Inteligencia gastó $ 7,1 millones para desprestigiar a opositor Galo Lara

0
163


Quito –

El exasambleísta Galo Lara refugiado en Panamá era tan peligroso para la seguridad del Estado ecuatoriano, que la Secretaría Nacional de Inteligencia destinó $ 7,1 millones para vigilarlo y lograr su extradición en el 2014.

De acuerdo con documentos de la Senain entregados por Lara a EL UNIVERSO, la operación de inteligencia en su contra se llamó Goliat. Bajo ese nombre se hicieron cuatro liquidaciones entre septiembre del 2013 y agosto del 2014 ante la Contraloría.

La justificación dada a la Contraloría, en un oficio de la Senain, señalaba como objetivo la extradición de Lara, vinculado al crimen de Quinsaloma (Los Ríos), por el que había sido condenado junto con Carolina Llanos. La campaña de la Senain se realizó “en colaboración con el Ministerio del Interior con el apoyo de autoridades panameñas y con lo cual obtuvimos su apoyo para la localización, captura y extradición”, según la carta enviada a Contraloría, auditora de los gastos reservados.

Lara, entonces uno de los principales opositores de Rafael Correa, se radicó en Panamá en septiembre del 2013 y pidió asilo político. Un mes después obtuvo asilo territorial, pero el 14 de noviembre de 2014 todo cambió: Lara fue traído al Ecuador en un avión policial para cumplir la condena de diez años por el crimen de Quinsaloma. Desde agosto del año pasado está libre porque el juez le concedió la prelibertad.

“Ahora entiendo de dónde aparecían las páginas enteras de avisos en los periódicos panameños, las campañas en redes sociales y el uso de troll centers en mi contra para presentarme como un asesino. Pagaron a informantes y agentes encubiertos y hasta llevaron a los familiares de las víctimas del caso Quinsaloma a Panamá”, señaló Lara al citar algunos de los rubros que constan en las liquidaciones de la Senain.

La principal beneficiaria de estos pagos fue la empresa Emerging MC de México S.A. de C.V., con un total de $ 6,7 millones, en tanto que la ecuatoriana Ximah Digital S.A. recibió $ 280.000. En pasajes, viáticos y pagos a informantes se gastaron $ 28.000.

“Hoy queda en evidencia que Rafael Correa contrató a estas empresas para criminalizarme ante la opinión pública”, aseguró el exasambleísta.

Anunció que presentará una demanda: “Utilizaron gastos reservados de la Senain para una extradición, para perseguir a quienes denunciamos la corrupción, eso es peculado y falsedad ideológica”.

Lara señaló que además de Goliat, la Senain montó otros operativos en su contra: Independencia, Desarme, Alcance, Gánster y Avance.

El entonces titular de la Senain, Pablo Romero Quezada, está ahora en espera de regresar a Ecuador, una vez que España dio luz verde para su extradición. Deberá ser juzgado por el caso del secuestro de Fernando Balda. Otras liquidaciones están firmadas por Rommy Vallejo Mena, radicado en Chicago (EE.UU.).

Redes y espionaje

Emerging MC de México S.A. de C.V. y Ximah Digital S.A. son empresas de mercadeo digital, incluyendo manejo de imagen y campañas electorales. En la descripción de sus labores para la Senain se lee también “colección de información” e “inteligencia estratégica a través de redes sociales”.

En uno de los rubros pagados a la mexicana se incluyó pautaje de publicidad, producción y edición de videos y viáticos.

Esta empresa fue creada en 2009 por Gastón Douek y Carlos Ibáñez Costantino, quienes dos años antes ya habían registrado en Argentina a Tantra Soft S.A. Sus marcas son bien conocidas: Nicestream, Eye Watch e Illuminati Lab. Esta última acompañó a Correa en la campaña presidencial para su reelección en el 2013, como publicó este Diario en diciembre de ese mismo año. Illuminati Lab, además, manejaba la relación del gobierno con Ares Rights (para bajar contenidos de internet) e hizo el contacto inicial con Hacking Team (para espionaje electrónico en teléfonos y computadoras).

Emerging MC de México propuso a la Senain, dirigida en ese entonces por Pablo Romero, crear un centro de manejo y monitoreo de redes sociales entre agosto del 2012 y julio del 2013. Cotizó $ 5,2 millones. Las autoridades nunca se refirieron al tema, aunque en su web Illuminati Lab presentaba la reelección de Correa como uno de sus casos de éxito.

Su estrategia se fundamentaba en tres ejes: el ‘Análisis’ de los usuarios en redes sociales hasta elaborar su perfil con datos personales, la ‘Siembra’ para intervenir con múltiples identidades en cualquier tipo de conversación con el objetivo de imponer temas o manipular encuestas digitales, y el ‘Perfilamiento’ para establecer un padrón de usuarios en el país.

La española Ares Rights era conocida entre activistas y políticos opositores a Rafael Correa porque casi siempre lograba bajar de la web contenidos considerados dañinos para el régimen. En 2015, el portal BuzzFeed publicó documentos sobre el tema.

La operación Goliat confirmó la relación con la Senain. Esta vez, Emerging MC de México recibió $ 6,7 millones entre 2013 y 2014 para desprestigiar al exasambleísta Galo Lara.

La página web de Illuminati Lab no se ha actualizado desde el 2016, mientras que Gastón Douek e Ibáñez Costantino siguen activos en el mundo digital.

Douek maneja la plataforma de reclamos ciudadanos Kiturbano en Argentina. Ibáñez se mantiene con Nicestream, donde incluye marcas de multinacionales entre sus clientes. Ambos tienen otras empresas y dan conferencias internacionales sobre estrategias de marketing digital.

Este Diario envió un mensaje a Ibáñez pidiendo una entrevista, pero no obtuvo respuesta.

En Ecuador, Ximah Digital, la otra contratista de la operación Goliat, saltó el estrellato en septiembre del 2014.

Un video subido a YouTube mostraba cómo su gerente Juan Carlos Vásconez y algunos de sus empleados manejaban las FanPage de Facebook de El Patriota y de ¡Prohibido Olvidar! Estas cuentas promovían la gestión de Correa y atacaban con insultos y burlas a los opositores y periodistas. Eran troles del correísmo. En ese entonces, Vásconez se justificó. Dijo que como ya existía la cuenta de El Patriota en Twitter, se debía aprovechar su popularidad. Esa cuenta Twitter no ha posteado nada desde fines del 2017.

Ximah Digital está en liquidación desde el 6 de agosto por orden de la Superintendencia de Compañías. El accionista mayoritario es Javier Sarmiento Fierro (60%), en tanto que Vásconez tiene el resto. Ellos lideraban un grupo de empresas (Publiélite, Ximah Digital, Mercamáxima y Prosigns) que recibió varios contratos de la Secretaría de Comunicación, cuando era dirigida por Fernando Alvarado Espinel (ahora refugiado en Venezuela).

Se vinculó a la campaña de Lenín Moreno, dirigida por Vinicio Alvarado Espinel, y Ximah ganó un premio en México por manejo en redes sociales (#ElFuturoEsAhora) en 2017. Lo hizo junto con la agencia Espora, que se anuncia como una de las mejores estrategas de política digital en el mundo.

Al tiempo que se ahondaba la distancia entre Lenín y los correístas, Vásconez cambió de rumbo. Su trabajo fue vital para la ahora alcaldesa de Guayaquil, la socialcristiana Cynthia Viteri.

En su cuenta de Twitter promocionó las nominaciones recibidas para otro concurso por esta campaña, cuyo principal eslogan fue #SigueGuayaquilSigue. El mensaje de su cuenta dice ‘Con un café y SIN tabaco, pensando en el próximo tweet’, pero no ha posteado nada desde el 22 de marzo, cuando subió el video de cierre de campaña de Viteri en Guayaquil.

Sarmiento Fierro tiene un perfil más bajo. Su cuenta de Instagram, por ejemplo, es privada. Su hermano era subsecretario de Promoción Turística cuando Vinicio Alvarado era ministro y Ximah recibía contratos de esa cartera.

Ambos también aparecen en el caso Sorbornos/Arroz Verde –investigado por la Fiscalía–, en el que varios contratistas importantes del Estado hacían aportes o pagos directos por gastos de campaña de Alianza PAIS, y cuyo control se manejaba desde la Presidencia de la República.

Según los registros, una de las empresas de Sarmiento, Conefrent S.A., confeccionó camisetas y una parte habría sido pagada por Hidalgo & Hidalgo. Fueron $ 19.000, en abril de 2011. En cambio, en el 2014 aparece mencionado porque habría recibido $ 15.000 en efectivo por pago de pauta digital. La entrega la habría realizado María Augusta Enríquez, mano derecha de Vinicio Alvarado.

Publiélite, representada por Vásconez, facturó $ 22.400 en diciembre de 2013 por pauta en redes sociales. Ese monto lo habría cancelado la contratista Constructora Fopeca.

Este Diario pidió a Juan Carlos Vásconez una entrevista enumerando los temas por tratar, pero el publicista pidió las preguntas para responderlas por correo electrónico. Se le insistió para dialogar personalmente, pero ya no contestó. Ahora, Vásconez es gerente en las compañías Infotasgs y Makiacontenidos. En esta última, Sarmiento aparece como presidente, según la Superintendencia de Compañía.

En las Makiacontenidos se informó que el nombramiento de Sarmiento ya estaba vencido y que no tenían sus datos. La empresa está registrada con la dirección y teléfono de José Rafael Silva León, quien fue su primer gerente. Entre 2010 y 2013, Silva León había sido gerente de la agencia Percrea, de Carlos Alvarado Espinel. 

Otros gastos, operación Goliat

Entre los gastos de pasajes hay un viaje de agentes a Nueva York para seguir al exasambleísta.  Lara viajó allá para recabar información sobre las multas que el gobierno de Estados Unidos impuso al Pacific National Bank, entonces filial del banco ecuatoriano. Se pagaron $ 3.900 mensuales a un informante en Panamá durante cuatro meses. (I)