Julio José Prado: Billetera móvil tendrá el costo online más bajo del mercado

0
157


Quito –

Julio José Prado, presidente de Asobanca, explica que las 28 instituciones financieras que se han sumado a BIMO representan el 90% de la transaccionalidad del país. Describe al servicio financiero como una plataforma P2P, es decir, de persona a persona, que puede realizar transacciones en tiempo real y con base en las cuentas bancarias de cada persona, es decir, con el dinero respaldado al 100%.

¿Cuál es su opinión acerca de las tarifas para la billetera móvil aprobadas por Junta? ¿Son atractivas?

Son buenas noticias para la ciudadanía. Ya tenemos el visto bueno para avanzar y poner en marcha un nuevo servicio bancario, que nos permite ofrecer micropagos de persona a persona y que están bajo un sistema interbancario de los más baratos. Costará $ 0,09 más IVA. Si lo comparamos con transferencias interbancarias online que cuestan $ 0,36 más IVA, es mucho más bajo.

El fin de semana se decía que había subido el costo en los cajeros…

Es un error de interpretación de algunas personas, incluso algunos de mala fe. No se está aumentando el costo del retiro en cajeros. Si usted usa del mismo banco con tarjeta de débito no le cuesta, pero si va a otra entidad le cuesta $ 0,45 más IVA. Si usa BIMO es una tercera entidad que está usando los cajeros y cuesta
$ 0,45 también. Lo interesante y el sentido de BIMO es que sea un sistema tan poderoso que las personas no tengan incentivo para sacar el dinero. En vez de tener que ir a un cajero y sacar el dinero para hacer micropagos, se puede usar la billetera móvil. Si requiero hacer una transferencia inmediata, consumir un café o pagar un taxi. Con BIMO hay otros servicios como abrir cuenta, revisar saldos, cambios de clave no tienen costos.

¿Cómo hacer para que quien reciba ese dinero pueda pagarlo sin tener que efectivizarlo?

Apenas salga la billetera móvil, de manera paralela, saldrá para los microcomercios el código QR que lo irá implementando Banred. Esta herramienta no requiere de demasiado desarrollo tecnológico. Así se irá creando el ecosistema de pagos digitales.

¿Por qué se fijó una transacción máxima de $ 50?

La idea de la billetera es que reemplaza el dinero de bolsillo. Hay muy pocas personas que llevan más de esa cantidad en el bolsillo. Para otro tipo de transacciones están las vías ya existentes como cash management para empresas, o las transferencias electrónicas para pagos mayores. Por encima de esos valores, tenemos otras capas de seguridad que deberíamos imponer. Otro tema que hay que aclarar es que si una persona quiere seguir usando canales como ir al banco, cheques, tarjetas, puede seguirlos utilizando sin problema. BIMO es totalmente voluntaria.

¿Tienen alguna meta de cuántas personas se podrían sumar a este proceso?

Hay más de 6 millones de cuentas abiertas. El sistema del BCE, con toda la inversión y apoyo político, el saldo total de uso fue de $ 10 millones en tres años. Esperamos que una gran cantidad de usuarios que ya están bancarizados lo adopten porque confían en los productos del sistema financiero. Lo que va a hacer que esto funcione es que la gente lo pruebe y le guste.

¿Cómo se piensa atraer a los no bancarizados?

Antes no podíamos ofrecerles cuentas digitales a quienes no tenían una cuenta. Ahora ya es posible, y con un número de cédula y de teléfono puede abrir su cuenta básica en dos minutos y pasa a ser una persona bancarizada. Siempre se necesita un plan de datos o wifi. Esa cuenta no requiere tener dinero, puede estar abierta sin dinero. Pero a diferencia de las cuentas del Central, que eran cuentas vacías, queremos que estas tengan transacciones, quienes contraten los servicios, por ejemplo, van a interactuar con estas cuentas.

Se hablaba de bajar $ 800 millones en uso de efectivo con la BIMO, ¿van a cumplir esa meta?

Esa fue una meta impuesta por el BCE, pero no solo por efectos de la billetera móvil. Esa meta ya no existe hoy, pero dicho sea de paso esa reducción de retiro en efectivo de los bancos se ha ido dando por varios factores: apreciación de la moneda, aranceles y también los bancos han implementado innovaciones tecnológicas y digitales que ahora se van a complementar con BIMO. Esperamos que empresas, microemprendedores, comercios se sumen, no depende solo de nosotros.

¿Cuánto ha bajado el retiro de efectivo de los bancos?

En 2017 se retiraron $ 1.452 millones de las bóvedas del Central. En   2018 ya bajaron a $ 589 millones, mientras que de enero a julio 2019, más bien se han depositado $ 568 millones. (I)

El producto ya está listo. Durante este mes, los bancos deben acoplar el sistema de Banred con las plataformas que han venido desarrollando. Es una opción más que les ofrecen a los clientes”.  Julio José Prado,  presidente de Asobanca