José Tuárez, Rosa Chalá, Walter Gómez y Victoria Desintonio solo duraron 63 días en el CPCCS

0
29



Quito –

En menos de un minuto, el pleno de la Asamblea Nacional con 84 votos de sus legisladores resolvió la noche de ayer censurar y destituir de sus funciones a cuatro consejeros del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS), bajo la causal de incumplimiento de funciones. ​

El ahora expresidente del CPCCS José Tuárez y los exvocales Rosa Chalá, Walter Gómez y Victoria Desintonio, que cumplieron hasta ayer 63 días en el cargo, deberán dejar sus oficinas tras enfrentar un juicio político que concluyó con el cese de sus funciones.

Además, el informe elaborado por la Comisión de Fiscalización en el que se recomendó el juicio político deberá ser remitido a la Fiscalía General para su investigación, ya que de él se desprenden indicios de responsabilidad penal.

Los interpelantes, los legisladores Jeannine Cruz (CREO) y Raúl Tello (BADI), plantearon el proceso porque los cuatro exvocales aprobaron en una plenaria del 10 de julio crear una comisión de juristas para revisar la designación de los jueces de la Corte Constitucional que realizó el CPCCS Transitorio.

Esto pese a que está en vigencia un dictamen constitucional que determina la prohibición de revisar lo actuado por el anterior Consejo.

Esa era una de las principales causales por las que se inició el control político, ya que se habría incurrido en el delito de incumplimiento de orden legítima de una autoridad, establecido en el artículo 282 del Código Integral Penal.

El legislador Fabricio Villamar (Ahora), otro interpelante, en cambio, cuestionaba la probidad de Tuárez por la documentación que presentó ante el Consejo Nacional Electoral (CNE) para su inscripción.

En ese contexto, la sesión en el Parlamento se extendió por diez horas, en las que los cuatro interpelados expusieron sus alegatos de defensa y amenazaron con plantear acciones judiciales de ‘repetición’ a los legisladores ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH), para defender sus derechos.

Cruz mocionó al pleno la censura y destitución. Aunque previamente hubo una ‘puja’ entre los asambleístas para someter a votación el pedido de la legisladora Mae Montaño (Independiente) de reconsiderar lo actuado, el martes pasado, en el juicio político a la exministra de Salud Verónica Espinosa.

Así, minutos antes de las 19:00, el presidente del Legislativo, César Litardo, dispuso votar por la censura a los ahora exvocales y el resultado fue 84 votos a favor, 32 negativos, cero blancos y ocho abstenciones.

En la mañana, Tuárez aseguraba que el juicio “se derrumbó desde su inicio” porque era “infructuoso, inservible y que se creó por odio” a él.

Se quejó de que fue víctima de un linchamiento mediático, pues se “metieron” hasta con sus dos perros, y con su patrimonio ($ 372.000) del que dijo que “no es real”.

Tuárez aclaró que él no es representante de la Iglesia católica, sino un fraile más de la Orden de los Dominicos; y si bien reconoció que usaba el alzacuello, se lo quitó después, según él, para que “ya no insulten a los pobres curas”.

Chalá amenazó que de ser censurada reclamará ante la Corte IDH por los daños y perjuicios de los que aseguró ser víctima y que “por el principio de repetición (seguirá) hasta los descendientes”.

El mismo discurso lo tuvieron Desintonio y Gómez.

Tello presentó los videos de la sesión del CPCCS en la que los cuatro aprueban crear la comisión; y afirmó que querían sembrar anarquía, violencia “para pescar a río revuelto”.

Villamar anticipó que ayer se cumplía el “juicio final” para Tuárez; y es así como hoy el CPCCS tendrá una nueva estructura con una posible nueva mayoría.

A la par, la Mesa de Fiscalización seguirá hoy con otro proceso de juicio político que se sigue solo a Tuárez, por otras causales, una de ellas haber presentado supuestamente documentación ‘falsa e incompleta’ al CNE para inscribirse en las elecciones seccionales y del CPCCS de marzo pasado. 

“Este juicio es infructuoso. Inservible. Se creó por odio. El juicio se derrumbó desde sus inicios, pues no existe base legal. Es inconstitucional”. José Tuárez, expresidente del CPCCS

“No se configuran las causales para un juicio político. La fuerza de una mayoría no es necesariamente la fuerza de una verdad”. Victoria Desintonio, exvocal del CPCCS

“El dictamen de la Corte Constitucional está dado y hay que respetarlo. ¿Qué es lo que se ha incumplido? Jamás lo han demostrado…”. Walter Gómez, exvocal del CPCCS

“No he incumplido la ley, de manera alguna constituye una infracción, dónde está la transgresión a la acción administrativa”. Rosa Chalá, exvicepresidenta del CPCCS

Los cuatro consejeros cruzaron la línea roja. Pisotearon la Constitución y el dictamen de la Corte Constitucional, es por eso que deben ser censurados y destituidos”. Jeannine Cruz, legisladora de CREO

Consejeros suplentes deberán principalizarse ‘de inmediato’

Ibeth Estupiñán, David Rosero, Juan Dávalos y Francisco Bravo  serán los nuevos vocales  principales del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS). 

Esto luego de que  la Asamblea censuró y destituyó a José Tuárez, Walter Gómez, Rosa Chalá y Victoria Desintonio. 

  El legislador Raúl Tello (BADI) explicó que los suplentes ya fueron posesionados en la Asamblea, por lo que “de manera inmediata deberán posesionarse en sus cargos”. 

En las elecciones de marzo, Estupiñán tuvo 1’324.420 votos y reemplazará a Desintonio; Rosero, 704.880 votos, y suplirá a Gómez; Dávalos, con 776.595 votos, a Tuárez; y Bravo a Chalá, con 1’697.158 votos, por las nacionalidades.  (I)