Empleados exigen a Google que no trabaje con el servicio de control migratorio de EE.UU.

0
33



Estados Unidos –

Los empleados de Google están exhortando a la compañía a que se comprometa a no trabajar con agencias federales de inmigración, en una nueva manifestación de activismo de la fuerza laboral del gigante tecnológico.

Un grupo de empleados publicó una petición en la que exhortan públicamente a la compañía a que no se postule a la licitación de un contrato para almacenar información en la nube para la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP). 

Más de 700 empleados de Google habían firmado la petición para el martes por la tarde. Denunciando que en esas agencias existe un “sistema de abusos” y “negligencia maligna”, en el texto se exige que la compañía no les proporcione ningún servicio técnico a la CBP, al Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) o a la Oficina de Reubicación de Refugiados hasta que las agencias “dejen de violar los derechos humanos”.

Los empleados de Google han encabezado una creciente tendencia en la que algunos trabajadores de empresas tecnológicas asumen una postura pública en torno a las políticas de sus empleadores.

Exigimos que Google se comprometa públicamente a no apoyar a la CBP, ICE o la ORR [la Oficina de Reasentamiento de Refugiados] con cualquier infraestructura, financiamiento o recursos de ingeniería, de manera directa o indirecta, hasta que estas agencias pongan un alto a los abusos de derechos humanos”, dice la petición. “La historia es clara: el momento de decir NO es ahora. Nos rehusamos a ser cómplices”.

Google no ha se manifestado ante lo solicitado por los trabajadores.

Google abandonó el año pasado una licitación para conseguir un contrato de computación en la nube del Pentágono, que podría llegar a ser por un monto de 10.000 millones de dólares, después de que los trabajadores pidieran a la compañía mantenerse fuera del negocio de la guerra. 

Los empleados de Google han desafiado a la compañía varias veces en los últimos años, en temas como acoso sexual en el trabajo y la posible adaptación de su motor de búsqueda en línea para adaptarse a la censura en China. (I)