Varios jóvenes feligreses protestan en Mississippi

0
30



Inglaterra –

Los hijos de los feligreses de la iglesia católica del Sagrado Corazón salieron ayer al abrasador calor de Mississippi para llevar lo que afirman es un mensaje de oposición a las redadas migratorias emprendidas contra los migrantes de Centroamérica en el país.

“No me quedaré sentado en silencio mientras se llevan a mis padres”, se leía en una pancarta que llevaban dos jóvenes hispanos. Formaban parte de un grupo de varias docenas de manifestantes que marcharon desde la iglesia hasta la plaza principal de Canton en protesta por los 680 arrestos de inmigrantes efectuados el miércoles en siete plantas procesadoras de pollo de Mississippi.

“Imagina llegar a casa y no encontrar a tus papás”, dijo Dulce Basurto Arce, una estudiante universitaria de 18 años, al describir cómo fueron arrestados los padres de sus amigos. Basurto Arce habló desde los escalones del mismo tribunal de Canton donde Martin Luther King Jr. alguna vez arengó a manifestantes contra la segregación racial en la Marcha contra el miedo de 1966 en todo Mississippi.

Hoy en día, mientras el presidente Donald Trump y sus aliados republicanos continúan defendiendo las redadas, las iglesias han surgido como la fuente principal de apoyo material y espiritual para la mayoría de los trabajadores mexicanos y guatemaltecos afectados por los operativos.

Algunas iglesias están yendo más allá de brindar consuelo y ayuda material, con una respuesta que está convirtiéndose en oposición política. El viernes, obispos católicos, episcopales, metodistas y evangélicos luteranos de todo Mississippi denunciaron las redadas en un comunicado.

Los obispos dijeron que ayudarían a las familias de inmigrantes, señalando que “en este momento existe una necesidad urgente y crucial de evitar que la crisis empeore”. “Estamos llamados a hablar con la verdad. Y la verdad es que esto no está bien”, dijo el obispo Brian Seage de la diócesis episcopal de Mississippi durante una conferencia de prensa después de las redadas. (I)

899 arrestados 

Desde el 13 de mayo hasta el 11 de julio por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los EE.UU.