Dos inmigrantes de Azuay van por concejalía en ciudad de Estados Unidos

0
28



Azuay –

Dos azuayos de ascendencia gironense participan en las elecciones municipales en Danbury-Connecticut, Estados Unidos, para ser concejales por el Partido Demócrata.

Las votaciones se cumplirán el 5 de noviembre próximo y para llegar a este cargo no remunerado en representación de las minorías deben obtener como mínimo el 15% de apoyo en las urnas.

Danbury es una ciudad ubicada en el condado de Fairfield, en la que Wilson Hernández se estableció en el 2000 y emprendió un negocio propio, un restaurante llamado Mitad del Mundo.

Este ciudadano nacido en el cantón azuayo Girón dice que su primera participación en política electoral es el resultado de un activismo emprendido desde que migró a ese país hace 34 años. Ha sido presidente, vicepresidente y tesorero del Comité Cívico ecuatoriano y antes de viajar a ese país fue director cantonal de Izquierda Democrática.

Por el mismo cargo y partido está postulando Anjali Illescas, de 31 años. Es madre de tres hijos, tiene una maestría en Trabajo Social, labora con niños migrantes que fueron separados en la frontera y también en una escuela en un proyecto para que padres e hijos mejoren sus relaciones.

Para ella es su primera participación en unas elecciones y aunque tiene menos recorrido que Wilson en temas de activismo social, las ganas de trabajo se notan en sus palabras. Ella no nació en Ecuador, pero sus padres son de Girón e incluso fue bautizada en la iglesia principal de este poblado ubicado al sur de Azuay.

La decisión de ser candidata se dio hace tres meses, pero su vinculación con la comunidad se empezó a forjar cuando tuvo a su tercer hijo y se quedó en su vivienda.

Mientras hacía de ama de casa conoció a gente vinculada con el trabajo social, participó de charlas y conoció a políticos como la senadora Julie Kushner, quien finalmente la impulsó a presentarse porque su actitud y perfil eran de ayuda a los demás. “Los tiempos han cambiado y las mujeres tenemos los mismos derechos y capacitación que un hombre. Todo es posible”, aseguró.

Ambos coinciden en que la política debe ser una forma de servicio y no de beneficio personal, por eso aplauden que el cargo al que ostentan no reciba un sueldo como es en otros países, entre ellos Ecuador. Su función básica es legislar ordenanzas a favor de la comunidad y aseguran que un tema por fortalecer es el presupuesto para la educación pública, pues consideran que ese es el fundamento para una mejor sociedad.

Luego están temas de seguridad y mejoras a la calidad de vida. En asuntos ligados a migración no tienen competencia porque eso depende de políticas nacionales y de cada estado, pero aun así sienten el llamado de acompañar a los latinos en problemas que afrontan en esa nación.

En la actualidad, el Concejo Municipal de la ciudad de Danbury está conformado por catorce concejales republicanos y siete demócratas.

Una de las metas en común es revertir esa participación para que, según dijeron, los proyectos puedan concretarse para la mayor parte de la gente.

Estadística

Según el censo, la población existente en esta ciudad es de 79.743, pero se estima que en la última década creció. De estos el 25% es latino, siendo los ecuatorianos los que se llevan la mayoría con el 20%. (I)