‘Fracasa, pero intentálo de nuevo hasta que logres el éxito’

0
38



El futuro se inventa en California. Para un emprendedor y un inversor que trabajan en ambos lugares, los motivos que obligan a vivir y a crear una empresa al otro lado del charco son muy claros. Y no solo es el clima.

Hay varias y buenas razones por las que los alemanes con talento se mudan a EE. UU. DW entrevistó a Matthew Ockenfels, de 34 años, residente en Berlín y capitalista de riesgo (VC) que ha trabajado en California y Pascal Zuta, emprendedor que vive ahora en San Francisco, pero que ha pasado muchos años creando negocios en Berlín.

Según Zuta, una de las razones por las que California continúa aprovechando el talento procedente de Alemania es el contraste entre la cultura crítica alemana, el miedo y la condena al fracaso y el optimismo inspirador de California y el mantra “fracasa pronto, fracasa con frecuencia y sigue intentándolo hasta que logres el éxito”. Otros aspectos son los mejores salarios a ingenieros y programadores en California, además del soleado y cálido clima. Otra de las grandes ventajas de California es la creación e inicio de un “ecosistema empresarial” en un ambiente amigable. Un elemento clave de ese ecosistema, según Zuta, es el grupo mucho más amplio y profundo de inversores o los llamados “ángeles con experiencia”.

Ángeles inversores son cruciales

En la jerga comercial, un ángel es un inversor privado no profesional en la etapa inicial de un negocio emergente. Es un mentor y una fuente de financiación temprana para un equipo de fundadores que comienza un nuevo negocio. “Si hay algo que Alemania necesita más que otras cosas para hacer crecer sus empresas emergentes”, según Pascal Zuta, “es una gran fuente de ángeles experimentados que han logrado por sí mismos crear negocios con éxito”.

“Construyes una casa empezando por los cimientos”, dijo Zuta. “Primero necesitas a un buen abogado de inversores en negocios, es decir, empresarios con tolerancia al riesgo y deseosos de trabajar junto con emprededores, dándoles buenos consejos y no solo dinero. Un buen ángel puede prevenir a un joven emprendedor para que no cometa errores de novato que pueden hacer que un negocio se hunda… Ángeles y fundadores son la base del ecosistema de una empresa emergente”, aseguró Zuta, de 41 años de edad, quien es ángel y emprendedor en varios sectores, como la producción cinematográfica, el comercio electrónico, los videojuegos y las páginas web para realizar citas médicas. Es además cofundador y director general de Gyant, una empresa ubicada en San Francisco, que usa la inteligencia artificial (AI) para mejorar la comunicación asincrónica entre pacientes y hospitales a través de la telemedicina.

Para obtener dinero estadounidense, hay que vivir allí

Matthias Ockenfels, de 34 años, es socio de Speedinvest, un fondo de capital de riesgo con sede en Viena, con oficinas en varias ciudades europeas y en San Francisco. Ockenfels está a cargo de la oficina de Berlín. Speedinvest invierte principalmente en Europa, pero a menudo ayuda a las empresas europeas a expandirse en el mercado estadounidense.

“Eso significa trasladar la sede de una empresa emergente de Europa a EE. UU.”, dijo Ockenfels. “Muchos clientes e inversores de seguimiento tienen su sede allí. Es más fácil conseguir clientes e inversores estadounidenses”, explicó.

Ockenfels cree que Europa ofrece muchos talentos y expertos en ingeniería y programación, y es más barato contratar personas en Europa que en California. Ockenfels enfatizó que “algunas personas impulsan o aprovechan otras fuentes de financiación, como bancos, familiares y amigos, clientes” y no solo los inversores.

Factores multiples atraen el talento a California

Hay razones adicionales por las cuales los emprendedores emergentes de Alemania terminan yendo a Estados Unidos. Por un lado, el mercado estadounidense es enorme y unificado, mientras que en Alemania está fragmentado por la cultura y el idioma. Si una empresa quiere establecerse en Estados Unidos, “los fundadores tienen que ir allí”, dijo también Zuta. Otra razón por la cual California atrae a miles de ingenieros y programadores alemanes, de los cuales se estima que hay 60.000 solo en California, es que “los salarios son casi tres veces más altos”, dijo Zuta. “El clima es mejor y la gente es más amigable “, añadió.

Aunque Fráncfort es la capital bancaria de Alemania, Zuta, que creció en esa ciudad, considera que en Alemania, Berlín es, sin lugar a dudas, el lugar ideal para los inversionistas de riesgo y las empresas emergentes: “Aquí es donde está el ecosistema al tener varios nodos en diferentes ciudades “, dijo.

“Necesitamos construir una masa crítica en una ciudad y esa ciudad es Berlín “, aseguró. La capital alemana disfruta de buena reputación mundial por ser una ciudad moderna, de moda y asequible. (I)