Ecuador saldrá de la UNASUR

Este martes 2 de julio concluye el plazo para que la Comisión de Relaciones Internacionales de la Asamblea Nacional presente el informe sobre el pedido de denuncia (salida) del Tratado de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur).

La propuesta para que el país deje de ser parte de la Unasur fue presentado por el presidente de la República, Lenín Moreno, el pasado 14 de mayo del 2019, basado en un dictamen de laCorte Constitucional de 30 de abril pasado, que determina que la denuncia del tratado requiere de aprobación legislativa.

El titular del organismo parlamentario, Fernando Flores, indicó que la Mesa solo esperaba la comparecencia del exsecretario de Unasur, Ernesto Samper, la que fue solicitada por los asambleístas del partido Revolución Ciudadana (RC), Augusto Espinosa y Esther Cuesta.

Samper fue invitado la semana pasada; sin embargo, por una “descoordinación entre Cancillería y la Unasur”, según dijo Flores, el también expresidente de Colombia no pudo ser notificado para su asistencia. La Comisión fijó nuevamente para hoy lunes 1 de julio, a las 15:00 la comparecencia de Samper para que exponga sus criterios sobre la denuncia, pero según indicó Flores volvió a excusarse y solo envió un documento de 26 páginas, en donde expone sus criterios.

Fernando Flores anunció que esta tarde se conocerá al interior de la Comisión el documento enviado por el exsecretario de Unasur para que sea tomado en cuenta dentro del informe que presentarán al Pleno de la Asamblea para un pronunciamiento.

El asambleísta reiteró que cumplirá con los plazos establecidos y que el informe será entregado mañana al presidente de la Asamblea, César Litardo. El titular de la Legislatura tiene la potestad de señalar el día en que el pleno del Parlamento debata el tema.

Según los criterios esgrimidos durante las reuniones de la Comisión de Relaciones Internacionales, existe una mayoría que está a favor de que el Ecuador deje de pertenecer a la Unasur. Se ha argumentado que la creación de este organismo fue más por un tema “ideológico” más que por la unidad de la Región. Además, consideran que el organismo internacional nunca cumplió con el objetivo de integración, y que Ecuador solo ha gastado tiempo y dinero sin ver ningún resultado.