Manifestantes se defienden con paraguas en Hong Kong

Violentos enfrentamientos estallaron este miércoles en Hong Kong cuando la policía intentó disolver por la fuerza la masiva concentración contra la polémica ley de extradición a China, cuya segunda lectura debió ser pospuesta. Los disturbios empezaron poco después de las 15:00 (1:00 en Ecuador), la hora límite que los opositores le habían dado al Gobierno para abandonar el polémico proyecto de ley que pretende permitir las extradiciones desde Hong Kong a China continental.

Muchos de los manifestantes, que se habían congregado para intentar ingresar a la sede del Consejo Legislativo (LegCo, parlamento local), se vieron forzados a abandonar el lugar después de que la policía utilizara gases lacrimógenos, gas pimienta, balas de goma y lumas para dispersarlos.

A última hora de la tarde, las miles de personas congregadas se desplazaron a Central, el distrito financiero de la ciudad. El jefe de la policía, Stephen Lo, declaró que los policías habían actuado con “moderación” hasta que unos “mafiosos” intentaron tomar el parlamento.

Mientras, la policía dotada de alrededor de 5.000 agentes, según la prensa local, desplegó una bandera con la frase: “dejen de arremeter o disparamos”. Los protestantes se defendieron de la represión policial lanzando botellas de agua y con paraguas. Al menos 22 personas heridas habían sido trasladadas a los hospitales de la ciudad a las 18:00 hora local, informó la prensa hongkonesa. Además de lo ocurrido a las afueras del LegCo, decenas de miles de personas se concentraron en otros puntos neurálgicos de los principales distritos de la ex colonia británica y obstruyeron el tráfico de las vías por varias horas.

Las tácticas de los manifestantes recordaron a las utilizadas en 2014 durante el denominado “Movimiento de los paraguas”, que exigió la elección del Jefe del Ejecutivo por sufragio universal y bloqueó intersecciones durante más de dos meses.

En este contexto de protestas, el Ejecutivo hongkonés llamó a los ciudadanos a que no se acercaran a las zonas de disturbios, especialmente a las cercanas a la sede del Gobierno, por motivos de seguridad.

Los principales sindicatos estudiantiles llamaron al boicot de las clases y más de 1.600 empleados de compañías aéreas firmaron una petición para que su sindicato se adhiriera a la huelga.

Profesores, enfermeros y trabajadores sociales también indicaron que se unirían a la paralización. Aplazamiento del debate Ante la presión de las protestas, el Consejo legislativo informó este miércoles la decisión de aplazar la reunión para debatir la segunda lectura de la iniciativa de ley, prevista para hoy. Además, a través de un comunicado, añadió que se informará posteriormente de la nueva fecha para la misma. Se contempla que la votación del texto final se llevará a cabo el 20 de junio.

Esta es la segunda jornada de protestas en la ex colonia británica, un importante centro financiero internacional que el domingo acogió la mayor manifestación ocurrida en ese territorio desde su devolución a China en 1997. Los hongkoneses temen caer en manos de un sistema de justicia chino opaco y politizado, y creen que esta reforma perjudicará la imagen internacional y el atractivo de la ciudad semiautónoma. Sin embargo, la Primera Ministra, Carrie Lam, se negó a retirarlo y advirtió a la oposición sobre cualquier “acción radical”. “La única cosa responsable ahora es que Carrie Lam retire ese malvado proyecto, o al menos que lo ponga en un cajón para resolver la crisis”, declaró el diputado demócrata Fernando Cheung. “Si intenta aprobarlo a toda costa, si ordena a la policía reprimir, temo (…) que corra sangre”, agregó.