Merkel y Macron discrepan en la búsqueda del “señor o la señora Europa”

La canciller alemana Angela Merkel y el presidente francés Emmanuel Macron no se pusieron de acuerdo el martes en quién debe ser el próximo jefe de la Comisión Europea, en el comienzo de las negociaciones entre los líderes de la UE para llenar los principales puestos del bloque los próximos cinco años.

Diplomáticos dijeron que Merkel se mostró desencantada por el rápido rechazo público de Macron al candidato preferido de Berlín, el legislador alemán de centroderecha Manfred Weber, durante una reunión de los 28 líderes a puerta cerrada y sin teléfonos móviles.

Las elecciones del Parlamento Europeo de la semana pasada terminaron con un centro dividido y avances de liberales y verdes entre los grupos proeuropeos, así como un crecimiento de los nacionalistas euroescépticos y de la extrema derecha, lo que hace más difícil una agenda común.

“No elegiremos al señor o la señora Europa hoy (martes), solo haremos un balance de las elecciones europeas”, dijo el primer ministro liberal de Luxemburgo, Xavier Bettel, antes de la reunión.

A la elección cada cinco años sigue el reemplazo de los jefes de las principales instituciones de la UE.

Merkel dijo a su llegada que quiere que Weber sea el próximo jefe de la Comisión Europea, el poderoso ejecutivo de la UE, después de que el luxemburgués Jean-Claude Juncker dimita el 31 de octubre.

Pero Macron mencionó a la comisaria de competencia de la UE, la danesa Margrethe Vestager; al negociador del Brexit, el centroderechista francés Barnier, y al socialdemócrata holandés Frans Timmermans como posibles candidatos.

España y Suecia respaldaron a Timmermans, mientras que Irlanda y Croacia a Weber. Luxemburgo y Eslovenia apoyan a Vestager, una de las pocas mujeres en la carrera.

El primer ministro holandés, Mark Rutte, también un posible contendiente en el opaco proceso de nombramiento, dijo que la reunión del martes fue sobre “contenidos en lugar de personas”.